Víctor Montesinos da el salto a Asobal

Víctor Montesinos, tras un partido del ARS Palma del Río | LIBERBANK CANTABRIA SINFÍN

Nuevo reto profesional para Víctor Montesinos. No ha sido un curso fácil para el técnico cordobés, que se ha mantenido durante toda la temporada en una complicada pugna por la salvación en la División de Honor Plata con el ARS Palma del Río. Una permanencia que finalmente se ha confirmado tras la suspensión definitiva -sin descensos- de la competición a causa del Covid-19. Un logro que, días después, se ha visto recompensado para Montesinos en forma de nuevo desafío a título individual, pues el entrenador tomará las riendas del Liberbank Cantabria Sinfín, club de Liga Asobal, a partir del próximo curso.

Se trata de “una oportunidad única para él y muy merecida”, tal y como ha subrayado el propio conjunto palmeño en un comunicado de despedida, al tiempo que reitera que “no creemos que haya palabras suficientes para agradecer cada entrenamiento, cada grito en los partidos, cada palabra de aliento, cada charla, cada viaje, cada minuto de dedicación que le ha regalado al club”. Y es que la trayectoria deportiva de Montesinos ha estado siempre muy ligada al club de Palma del Río. Primero como jugador y posteriormente desde el banquillo. Hace tres campañas se quedó a las puertas del ascenso a la máxima categoría, tras una intensa fase de promoción en la localidad cordobesa, mientras que las dos últimas temporadas ha tenido que convivir con el propósito de la permanencia debido a los problemas económicos.

Pese a todo, el Sinfín no ha dudado en apostar por el talento del cordobés, que cumplirá así su sueño de debutar en Asobal. En su carta de despedida, Montesinos asegura que “desde que inicié mi andadura en este deporte hace más de 26 años, he estado vinculado y defendiendo los colores del club de mi ciudad”, en el que “he pasado por todas las etapas, he visto a niños convertirse en hombres” y “he tenido la suerte de entrenar a referentes del balonmano nacional (no podría nombrarlos a todos porque me dejaría alguno atrás”. De este modo, “son siete temporadas como entrenador de la primera plantilla del ARS Palma del Río, y otras 19 como jugador y entrenador en la cantera. Momentos muy buenos, y otros no tanto, pero de los que te hacen más fuerte como deportista y persona. Compartí locura en una fase de Pozoblanco con un grupo de trabajo que me aportó valores y seguridad”, por lo que “solamente tengo palabras de agradecimiento al club de mi corazón”, apostilla.

Etiquetas
stats