El último clavo ardiendo al que agarrarse

Los jugadores del Córdoba celebran el gol a la Real | LOF
Los descensos por razones económicas o amaños pueden provocar la repesca del mejor clasificado entre los últimos de Primera

Desde el club nadie lo quiere decir. Sonaría demasiado feo cuando todavía quedan diez jornadas en el horizonte y el acaba de nombrar a su tercer entrenador del curso. Prefieren aludir a las opciones matemáticas, a la emulación de las hazañas que en su día hicieron otros o a tópicos -“esto se saca adelante con trabajo”- que suenan como golpes en una lata a la hora de la siesta. No lo dicen, pero lo piensan. Hay una posibilidad de que el Córdoba se enganche a la Primera División aunque termine situado en puestos de descenso. Puede haber repescas si se resuelve alguno de los expedientes abiertos por asuntos de amaño de partidos o por inviabilidad económica.

En la última asamblea extraordinaria de la Liga de Fútbol Profesional, la patronal reveló que existen 47 expedientes abiertos entre los clubes de Primera y Segunda, tanto por razones disciplinarias como económicas. Las sanciones más graves pueden derivar en un descenso administrativo. Nombres como los del Getafe -por el 'caso Pedro León'- o el Betis -partidos amañados- aparecen salpicados. Es una opción remota, pero en su actual situación cualquier luz de esperanza supone un alivio. En el caso de vacantes, la LFP ha confirmado que la plaza sería para el mejor clasificado dentro de los que desciendan. No ser colista es la prioridad. La salvación la marca el Levante, a siete, puntos pero el Córdoba está a cuatro del penúltimo -el Almería, si finalmente se ejecuta la sanción de 3 puntos a los rojiblancos ordenada por la FIFA por una deuda- y a cinco del Granada. Ser el mejor de los peores y aprovechar la desgracia ajena. Suena feo, sí, pero ninguna posibilidad es desdeñable para quien vive en las circunstancias del Córdoba.

Mientras se tocan teclas en los despachos, el equipo sigue ejercitándose a su ritmo. No hay partido de competición este fin de semana por el parón de selecciones, pero el trabajo ha sido intenso, con dobles sesiones diarias para un grupo en el que faltan los que se han marchado con sus selecciones nacionales (Pantic con la sub 21 de Serbia, Héldon con la absoluta de Cabo Verde y Florin Andone con la A de Rumanía). José Antonio Romero ajusta las tuercas de un Córdoba que reanudará la batalla por la salvación con un partido especial: recibirá el sábado 4 de abril a las seis de la tarde al Atlético de Madrid, vigente campeón de Liga. Será el primero de los diez partidos que inician la cuenta atrás.

Etiquetas
stats