El sueño toma forma para el Ciudad de Lucena

.

El trabajo previo tuvo su recompensa en la semifinal para el Ciudad de Lucena, que en un encuentro muy reñido ha logrado superar al Xerez Deportivo para meterse de lleno en la final del play off exprés de ascenso a Segunda División B. El cuadro de Dimas Carrasco no contó con el brillo de otras ocasiones, también a causa de que el era el primer encuentro que disputaba tras la crisis del Covid-19, aunque se mantuvo efectivo de principio a fin. Consiguió neutralizar las envestidas jerezanas para firmar un empate que les valía para colarse en el choque decisivo, dada su mejor posición clasificatoria en el Grupo X de Tercera División. Allí ya espera el filial bético.

El arranque de partido fue absolutamente dubitativo por parte de ambos conjuntos. Un tanteo de inicio para medir fuerzas. Y era lógico, hacía meses que sendas plantillas no se veían en situación de competición. Todo eso, además, después de haber pasado una pandemia. Eso sí, fue el Ciudad de Lucena el primeo en querer tomar protagonismo por banda, demarcación por la que encontró la claridad casi en todo momento. Así, el Xerez apostaba más por la creación por dentro. Así se fraguaron unos primeros minutos sin excesivo peligro. De hecho, la primera clara para el cuadro azulón saldría de los pies de Joselinho mediado el minuto 7, aunque el extremo no pudo impactar con precisión un balón colgado en el área.

Tras ésta llegaría el acercamiento jerecista, también con un centro a balón parado, el cual cabeceó un futbolista gaditano y que acabó rozando el segundo palo. Los compases iniciales mostraron un Xerez Deportivo mejor plantado, motivado además por la necesidad de ganar, dado que el empate beneficiaba a los cordobeses. Eso permitió al Ciudad de Lucena jugar con mayor tranquilidad, acumulando poco a poco acciones en el área rival y creando en la medida de lo posible, pero siempre evitando cualquier posible error que pudiese desembocar en una contra. El paso de los minutos fue propiciando que hubiera cada vez más fluidez en el juego. Luismi probó fortuna desde lejos superado el cuarto de hora, pero su disparo se marchó por poco.

Tanto se fue haciendo dueño de la posesión el Ciudad de Lucena, que logró incluso encerrar durante un cierto tramo de partido a su adversario. Las oportunidades se sucedían una y otra vez en el área jerezana, mientras que apenas se rondaba el peligro en la cordobesa. Joselinho fue el más activo de los suyos durante todo el primer tiempo, monopolizando el uno contra uno del Ciudad de Lucena por banda izquierda. El extremo regateaba una y otra vez, dejando rivales a su paso, aunque sin la fortuna de llegar a encontrar portería. El que sí la tuvo franca fue el mexicano Erik, que a punto estuvo de convertir el primero de los lucentinos tras un disparo cruzado por banda derecha que se marchó rozando la red. Ahora sí, el Ciudad de Lucena era por aquellos instantes el gran dominador sobre el terreno de juego marbellí.

Sin embargo, la pausa de hidratación hizo que se templara el ímpetu y llegaron los minutos más trabados. La claridad brilló ahora por su ausencia y ambos equipos veían pasar los minutos tanteándose y con la única opción de algún destello individual. Y ese lo volvió a protagonizar en el conjunto aracelitano Joselinho, de nuevo internándose por el costado con peligro, pero sin llegar a encontrar portería. Lo cierto es que los de Dimas Carrasco consiguieron juntar bien las líneas atrás, evitando que el Xerez se acercarse con cierta asiduidad al la meta defendía por Javi Cuenca. Eso sí, pese a la falta de claridad en el juego, la experiencia de Josu Uribe se pudo apreciar en las jugadas de estrategia, pues a punto estuvo su equipo de adelantarse en el tramo final, aunque el cabezazo del futbolista gaditano salió desde fuera de juego, por lo que el árbitro acabó anulando el gol. Así se consumían el resto de minutos para el Lucena, que se veía un poquito más cerca de la clasificación para la final. No obstante, aún restaba otro medio tiempo por jugarse.

El ímpetu ofensivo de ambas plantillas que se vio truncado una y otra vez cual cuello de botella, desembocó en un reinicio de auténtico vértigo. El paso por vestuarios no solo sirvió para coger fuerzas, sino también para afinar definitivamente la puntería. De hecho, apenas tardó un minuto en obrarse el primer gol de la noche, en este caso por parte del Xerez Deportivo. En el primer acercamiento de la segunda mitad, Zafra enchufó un disparo inalcanzable para Javi Cuenca en segunda jugada tras saque de esquina. Pero poco le duró la alegría, pues en la siguiente jugada fue el capitán lucentino Pablo Gallardo el que convirtió el empate. El central azulón fue el más listo de la clase al aprovechar un balón muerto en el área en medio de una jugada trastabillada. Un tanto que devolvía de pleno las esperanzas para los de Carrasco.

Una reanudación de auténtico desequilibrio para ambos conjuntos, que iban ya a por el partido a pecho descubierto. Y es que las alarmas saltaron otra vez en el banquillo cordobés, cuando Antonio Sánchez convirtió el segundo para los jerezanos. Sin embargo, el tanto acabaría anulado por fuera de juego. De esa fase de idas y venidas se pasó a un tramo con más equilibrio, y en el que primó el músculo sobre la técnica. Fue ahí cuando entraron en escena los cambios por parte de ambos bandos. Eso sí, fue Carrasco el que apostó más por esta variante con la entrada de Adri Pavón, mientras Uribe metía aún más mordiente en el ataque con Javi Casares.

Y justamente el delantero jerezano firmó la oportunidad para clara de los suyos para deshacer el empate. Después de un desajuste defensivo del Lucena, el jugador logró hacerse con la pelota a las espaldas de la zaga azulona, plantándose solo ante la meta defensiva por Cuenca. Sin prácticamente oposición por delante, el futbolista se plantó ante el arquero pero no orientó correctamente el cuerpo y su disparo raso salió desviado por línea de fondo. Los últimos compases fueron de insistencia absoluta del Xerez Deportivo. Los lucentinos se veían prácticamente con la única opción de verlas venir y defenderse con uñas y dientes. En juego había una plaza en la final. Y no hubo más historia. El Ciudad de Lucena cumplió pues le valía el empate dado su resultado en la fase regular, y pugnará ante el Betis Deportivo por estar el próximo curso en Segunda B. Casi nada.

FICHA TÉCNICA

CIUDAD DE LUCENA, 1: Javi Cuenca, Germán, Pablo Gallardo, Mario H., Zurdo, Toni Pérez, Mario Ruiz (Jacob, 88'), Luismi (Barcina, 88'), Maero (Henares, 69'), Erik (Encada, 69') y Joselinho (Adri Pavón, 63').

XEREZ DEPORTIVO, 1: Camacho, Marcelo, Edet, Toboso (Narváez, 84'), Fran Ávila, Adri Rodríguez, Álex Colorado, Zafra (Jacobo, 70'), Goma (Javi Casares, 57'), Bello y Antonio Sánchez (Mika, 84').

ÁRBITROS: Alcaraz Yáñez (Comité Ceutí). Mostraron cartulina amarilla a los xerecistas Antonio Sánchez, Javi Casares y Jacobo, y a los lucentinos Mario, Toni Pérez y Javi Cuenca.

GOLES: 0-1 (46’) Zafra. 1-1 (48’) Pablo Gallardo.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la semifinal del play off de ascenso a Segunda B, disputado en el Estadio Municipal Antonio Lorenzo Cuevas de Marbella. Antes del inicio del partido se guardó un minuto de silencio por las víctimas del Covid-19.

Etiquetas
stats