Un 2020 sobresaliente para el CBM

Lance de un partido del Cajasur CBM | MADERO CUBERO

Rendimiento por encima del sobresaliente. La pandemia ha hecho que muchos deportistas no lleguen a su nivel máximo por las pobres condiciones deportivas que existen actualmente. Otros, sin embargo, están trabajando más duro que en temporadas anteriores para alcanzar ese pico de rendimiento. De hecho el Cajasur CBM está logrando transmitir que sus resultados no son fruto de la casualidad. La plantilla granate ha cosechado una primera vuelta a la altura de un equipo que quiere pelear por subir a la Liga Asobal, máxima categoría a nivel nacional de balonmano, y ha comenzado la segunda de manera fulgurante. Y es que los chicos de Jesús Escribano han logrado alcanzar el tercer puesto en el Grupo B de la División de Honor Plata y se han colocado a tan solo tres puntos del Torrelavega. Un líder que visitará la Instalación Municipal de Fátima para abrir el año de la mejor manera posible.

El Cajasur CBM no pudo comenzar de mejor forma una nueva campaña en División de Honor Plata. El Palacio Municipal de los Deportes de Vista Alegre recibían a unos chicos de Jesús Escribano que abrían la temporada recibiendo y doblegando al Trops Málaga desplegando un gran juego sobre el parqué cordobés (21-19). Estas buenas sensaciones fueron refrendadas en los siguientes encuentros ante Vestas Balonmano Alarcos Ciudad Real (23-24) y ante Amenábar Zarautz en la vuelta del conjunto granate a la Instalación Municipal de Fátima (24-20). Sin embargo, los cajistas viajaban en la cuarta jornada al Pabellón Vicente Trueba para enfrentarse al máximo favorito de la categoría. Aun así, el Bathco Torrelavega se vio sorprendido ante el ímpetu cordobés y el conjunto local consiguió un agónico empate (28-28) que presentaba la candidatura firme del CBM en la pelea por ascender de categoría.

Aunque llegó la pequeña dosis de realidad para los granates. El Cajasur CBM afrontaba dos partidos duros ante rivales directos por conseguir pasar de fase en este Grupo B dentro de la División de Honor Plata. Los chicos de Jesús Escribano recibían al Alcobendas en Fátima y posteriormente viajaban hasta territorio malagueño para medirse ante el Iberoquinoa Antequera. Sin embargo, estos dos encuentros fueron saldados con dos derrotas dolorosas (26-31 y 31-30, respectivamente) y comenzaron las dudas de si el equipo tenía realmente el nivel para conseguir ese quinto puesto que otorga una plaza en la siguiente fase. Aun así, la escuadra cordobesa siguió confiando en su potencial y volvieron a la senda de la victoria con tres grandes partidos ante Zamora Rutas del Vino (34-28), Ikasa Balonmano Boadilla Madrid (28-32) y Trapagaran (17-16). Gracias a estos triunfos, los cajistas cerraron la primera vuelta en cuarto lugar a tan solo un punto del liderato.

Sin embargo, la segunda vuelta del campeonato regular no comenzó de la mejor manera. El Cajasur CBM vio como salía derrotado de su visita a tierras malagueñas después de que el Trops Málaga lograse una victoria por la mínima (22-21) y consiguiera apretar aún más la zona noble de la clasificación. Aun así, los chicos de Jesús Escribano se tomaron este contratiempo como una oportunidad más de reafirmar su poderío y consiguieron vencer al Vestas Balonmano Alarcos Ciudad Real en Fátima (24-23) y por primera vez en territorio vasco al Amenábar Zarautz (20-23). Por ello, el CBM cerrará el año en tercera posición a tres puntos del primer lugar ocupado por el Bathco Torrelavega y aventajando en seis puntos al Trops Málaga, límite que da opción a clasificarse para la segunda fase. Una temporada que aún la falta la guinda y que los granates intentarán conseguir a lo largo del 2021.

Etiquetas
stats