Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana

Refuerzos a la espera del punto óptimo

.

Cristian López

0

A la espera del salto de calidad. La irregularidad ha acompañado en todo momento al Córdoba en la presente campaña. Y es que el conjunto blanquiverde no ha logrado asentarse como un equipo dominador en el Grupo IV de Segunda B. Todo ello pese a tener una de las plantillas más contrastadas de toda la categoría. De hecho, la entidad ha acumulado tramos de buen juego pero sin resultados, y viceversa. Lo mejor de ambos lados casi en ningún momento ha ido de la mano. Y esa teórica superioridad ganó enteros en el mercado de invierno, con la llegada de un grupo de fichajes que daban aún más lustre a una plantilla con dilatada experiencia en el fútbol profesional. Bien es cierto que fueron más salidas que llegadas, lo que ha propiciado una reducción del fondo de armario, aunque la experiencia ha subido notablemente. Sin embargo, los números siguen sin cuadrar.

El Córdoba se marchó al parón propiciado por el Covid-19 en quinta posición con 45 puntos (a dos del play off) y con relevo en el banquillo. Raúl Agné dejó el testigo a un Juan Sabas que todavía no ha tenido opción de debutar. Esa última crisis deportiva ha estado salpicaba por constantes problemas físicos, que han lastrado a una plantilla que prácticamente no se ha reconocido con regularidad en ningún momento. Y los fichajes siguen sin marcar la diferencia. En este sentido, la zona de ataque fue la más solicitada, tras la marcha de todos los efectivos de los que disponía el club a comienzos curso. Piovaccari fue el fichaje estelar en esa zona, otorgando una dosis de optimismo a una afición herida. Y bien es cierto que su debut coincidió con el mejor arranque del equipo en toda la campaña. No obstante, el italiano sigue sin ver portería. Hasta la fecha, el ariete lo ha jugado todo, acumulando 540 minutos en seis encuentros. Pero la falta de gol sigue siendo su gran lastre, auspiciada además por diversos problemas físicos.

La carga de trabajo sobre el de Gallarate tampoco estaba en los planes. En un principio, la idea era jugar con dos puntas, y para eso se firmó también a Willy. El extremeño comenzó formando pareja con el italiano, aunque una lesión en el Nuevo Vivero de Badajoz le ha dejado apartado del césped desde entonces. Su contribución hasta la fecha ha sido de 218 minutos en tres partidos disputados, igualmente sin sumar ninguna diana. Por tanto, la principal asignatura pendiente para el técnico madrileño será la de enchufar de manera definitiva a sus dos puntas. Asimismo, otro que aterrizó desde Extremadura y que también ha estado lastrado por las lesiones ha sido Carlos Valverde.

El extremo sevillano se instauró en el once inicial desde su llegada, aportando su veteranía y mordiente por banda. No obstante, aquel fatídico encuentro frente al Badajoz frenó también su progresión. Valverde regresó en la visita al Cádiz B, acumulando nuevamente minutos desde entonces, aunque sin llegar a alcanzar su nivel óptimo. De hecho, su mejor actuación llegó en el duelo previo a su lesión, en el que firmó las dos dianas del triunfo del Córdoba ante el Yeclano (2-1). Así, el botín es de dos goles en siete partidos jugados y 531 minutos. Y, por si fuera poco, las lesiones han acompañado a otro refuerzo blanquiverde. Thierry Moutinho ha estado aquejado de molestias prácticamente desde su llegada, lo que ha generado que apenas haya podido participar en seis encuentros -dos de titular- con 277 minutos.

Finalmente, Iván Robles asumió la titularidad desde su fichaje tras la marcha de Fernández. El joven lateral se ha hecho imprescindible en labores defensivas en banda, contando con confianza al disputar cinco encuentros, todos ellos de titular. Únicamente se perdió la última jornada en El Arcángel frente al Cartagena, cita a la que llegaba con cuatro amarillas acumuladas. Otro que podría reconocerse como refuerzo es Ivan Navarro, fichado en el mercado de invierno para el filial, aunque su contribución ha sido notable en el primer equipo. De hecho, el sevillano ha jugado cuatro partidos (dos de titular), firmando el gol de la victoria en el agónico triunfo frente al Sevilla Atlético. Mientras, las aportaciones de Jordi Tur y Luis Garrido han brillado por su ausencia. El centrocampista ibicenco no ha tenido la oportunidad aún de debutar, mientras que el pivote hondureño apenas ha estado 45 minutos sobre el césped.

Etiquetas
stats