Fátima Gálvez, a la tercera de un sueño: a por el podio en Tokio

Fátima Gálvez, junto a Alberto Fernández, en Tokio

Si referente es Julia Figueroa, ella no lo es menos. Lejos de comparaciones, que son odiosas y más en estos casos, incluso está un punto por encima de la judoca. Aunque la trayectoria de la canterana del Club Kodokan es admirable sin discusión alguna. El caso es que Córdoba eleva de nuevo su atención en el evento deportivo más relevante del planeta, que se celebra desde hace unos días en Japón. No es otro éste que una nueva edición de los Juegos Olímpicos, los de 2020 pero en 2021. Porque en Tokio, el escenario de los campeonatos, aparece en escena la segunda representante en esta ocasión. Claro está, es Fátima Gálvez, quien renueva su sueño de alcanzar un metal que ya rozara en Río de Janeiro -y del que estuviera muy cerca también en Londres-. A la tercera va la vencida, es la expresión que la baenense pretende hacer realidad.

Es el miércoles cuando arranca la competición para la tiradora, que cierra el concurso directo del deporte provincial en Japón. Cierto es que hay otros cuatro cordobeses en Asia, pero intervienen en los cuerpos técnicos -y otro como árbitro-. De vuelta a Fátima Gálvez y su participación en la modalidad de foso olímpico -dentro de la disciplina de tiro olímpico, valga la redundancia-, la deportista de Baena afronta la cita en Tokio con amplia experiencia en Juegos. No en vano, y en efecto, ésta es la tercera edición a la que acude. Parte con el recuerdo de dos presencias que pudieron terminar con otros tantos podios, los cuales se escaparon por muy poco. Sobre todo, acarició la medalla hace cinco años en Río de Janeiro. En Brasil llegó a tocar el bronce, por decirlo así, y no logró colgárselo en un final de competición de infarto.

La cordobesa alcanzó la final de su modalidad y avanzó en la pugna por las preseas, si bien sólo tuvo opción de luchar definitivamente por el tercer puesto. El trofeo hubo de disputárselo con la estadounidense Corey Cogdell, con quien protagonizó una más que intensa pelea. Fue vibrante el careo que mantuvieron ambas y que terminó con un disparo de diferencia a favor de la norteamericana. Fátima Gálvez había roto 12 de 15 platos en la tirada por el bronce y su rival se encontraba con 11. Sin embargo, todo dio un giro en el último suspiro. A la deportista de Baena le falló la precisión y no consiguió el que debió ser su decimotercero disparo correcto, una cifra a la que sí pudo llegar su oponente. Y así cerró con una agria cuarta plaza, que no obstante mejoró su anterior posición en unos Juegos Olímpicos. Porque en Londres 2012, tras un campeonato en que también estuvo entre las mejores, acabó en quinto lugar.

Visto lo visto, a Fátima Gálvez le toca ya subir al podio. Así lo dicta incluso su avance en las citas olímpicas. De quinta a cuarta, de cuarta a… como mínimo, tercera. Es lo que procura la tiradora, que llega a Tokio después de un gran año a nivel competitivo. Y eso que cerró con una discreta actuación en la Copa del Mundo de Osijek (Croacia), un evento en que ni siquiera obtuvo posición en la final. Pero poco importaba eso ya, puesto que por delante tenía menos de un mes para disputar sus terceros Juegos y en los meses anteriores había completado una trayectoria brillante al hacerse poseedora de numerosos metales. También porque este 2021 era, hasta las fechas actuales, un año de preparación sin más, como debió serlo también 2020. Básicamente porque la tiradora selló su pasaporte para Tokio hace más de un bienio: lo hizo en otros Juegos, los Europeos de Minsk (Bielorrusia), en junio de 2019.

Acerca de la competición, va a transcurrir en la madrugada del miércoles, igual que ocurrió con Julia Figueroa el pasado sábado. De hecho, el horario es más complejo si cabe que con la judoca pues la primera jornada de clasificación está prevista para las 9:00 de Japón, lo que supone que comienza a las 2:00 en España. Ahí, la cordobesa va a realizar las tres primeras tiradas, ya importantes para posicionarse de cara a las dos últimas. Éstas se van a disputar el jueves, con idéntico horario de inicio. Si logra uno de los seis primeros puestos, Fátima Gálvez va a estar en la final y continuar, por tanto, en el camino de su soñado metal olímpico. Por suerte, el reloj va a marcar en la Península las 7:30, aproximadamente.

Etiquetas
Publicado el
27 de julio de 2021 - 05:30 h