Pepe Díaz se marcha del Córdoba con “las puertas abiertas”

FOTO: MADERO CUBERO
El delantero, que cierra un compromiso con el Oviedo hasta 2014, asegura que se va del club que le ha permitido "vivir mis sueños"

La marcha de Pepe Díaz ha estado marcada por la anécdota. El jugador, que tenía previsto despedirse esta mañana, ha demorado su salida tras una confusión en la convocatoria. Tanto es así, que el propio jugador, ya por la tarde, aseguraba a los periodistas que "no sé qué es lo que podría haber pasado. No venía nadie y tenía un comunicado preparado, pero bueno, me he ido a comer con un compañero y aquí estoy", aseguraba con una sonrisa.

Pasadas las 17.30 horas, el jugador y el vicepresidente Javier Jiménez, entraban en la sala de prensa de El Arcángel. Tras pedir disculpas, el mano derecha de Carlos González, explicaba que "estamos aquí porque Pepe se lo merece. Es un hombre de club, va a triunfar allá donde vaya. Se marcha con las puertas abiertas", manifestaba un Jiménez que rápidamente ha dejado de hablar para no restarle protagonismo a un Díaz que, interiormente afectado, ha aguantado el trance sin echar lágrimas.

Así, el del Almodóvar del Río ha iniciado su intervención agradeciendo la presencia a los medios de comunicación y a sus compañeros presentes (Gaspar, Saizar, Fuentes, Joselu, Damián, Alberto Aguilar, Alberto García y Fernández) el hecho de estar en la que ha sido su última intervención como jugador blanquiverde.

Díaz, que tiene un compromiso con el Real Oviedo hasta 2014 con opciones de un año más, ha leído un pequeño texto donde ha hablado de sus vivencias como jugador desde épocas infantiles y hasta que "pude cumplir mi sueño". Mención especial en dicha disertación han tenido las figuras de su padre, fallecido durante el trasncurso de la pasada campaña, y la capitán Gaspar Gálvez, amigo íntimo del jugador.

Etiquetas
stats