Pedro Ríos: el adiós de un veterano joven

Pedro Ríos, en el centro de la imagen, tras un partido en El Arcángel | MADERO CUBERO

Pedro Ríos se dejó la piel por el Córdoba. Con eso fue más que suficiente para dejar huella en el cordobesismo, que apreció su capacidad de dar lo mejor de sí en cada encuentro. Ya no habrá más con la blanquiverde, ya que el club no cuenta con el extremo para el próximo curso. Hay renovación. En su hoja de servicios sobresale el compromiso. Una virtud en este mundo del fútbol que en no pocas ocasiones escasea y que en su caso prevalece aun cuando no pasa por su mejor momento. Tal y como le sucediera el pasado curso, en el que el jerezano no consiguió rendir al nivel esperado. No al menos de manera regular, pues sí que hubo encuentros en los que fue importante. Lo cierto es que una lesión a comienzos de temporada, en la tercera jornada ante el Lugo, le condicionó para los siguientes meses. Una vez se recuperó regresó al terreno de juego, pero su nivel fue irregular, como ocurrió al resto de sus compañeros en realidad. A pesar de todo mantuvo su lugar en el once tanto con José Luis Oltra como con Luis Miguel Carrión. Hasta que llegó el tramo final de campeonato, en el que el técnico catalán decidió apostar por Alejandro Alfaro. Con todo, Ríos disputó la nada desdeñable cifra de 28 partidos de Liga -con dos goles- y cuatro de Copa -con otras dos dianas-.

La pasada fue la segunda campaña del veterano futbolista, para el que se abren las puertas de El Arcángel con 35 años. El jerezano recaló en el Córdoba en verano de 2015, tras una difícil salida del Recreativo de Huelva debido a que contaba todavía con contrato. La presencia de Oltra en el banquillo blanquiverde hizo que el atacante apostara por su incorporación por el cuadro califal. De esta forma, la entidad cumplió el deseo de un fichaje que buscó ya con anterioridad. Pedro Ríos demostró enseguida que la edad no pesa si uno no quiere, y el jamás pretendió que así fuera. Fue hombre indiscutible en los esquemas del preparador valenciano a lo largo del curso 2015-16, que cerró con casi 40 encuentros disputados. En Liga participó en 38 partidos, en Copa lo hizo en el único que jugó el conjunto cordobesista y en play off actuó en uno. Hasta seis goles anotó en el campeonato de Segunda A.

Su trabajo, y su corrección tanto dentro como fuera del terreno de juego, le permitió obtener el respeto de la afición. Ni siquiera en sus momentos más bajos en lo que al nivel de juego se refiere encontraron los seguidores un motivo de reproche para Pedro Ríos, cuya etapa en el Córdoba finaliza después de dos campañas. El jerezano guardó la esperanza de que el club le ofreciera continuar, pero no fue así. Por tanto, el veterano joven debe buscar nuevo destino. En ese sentido, a falta de que suenen equipos interesados en sus servicios, el interior espera encontrar acomodo en alguna entidad de Segunda A para sumar todavía más horas de vuelo en el fútbol profesional.

Etiquetas
stats