Magdalena Entrenas entrega el libro de accionistas en el Juzgado

Magdalena Entrenas, en la Ciudad de la Justicia | ÁLEX GALLEGOS

La abogada Magdalena Entrenas ha acudido este lunes a la Ciudad de la Justicia para realizar la entrega del libro de accionistas del Córdoba CF SAD en el juzgado que instruye la causa contra Jesús León por la presunta comisión de varios delitos societarios. “No me ha requerido absolutamente nadie, lo traigo voluntariamente porque esa es mi obligación”, ha declarado en la entrada a la sede judicial.

Entrenas se había negado sistemáticamente a entregar este documento clave ante los requerimientos por parte del club y también de Azaveco (Carlos González). En una rueda de prensa el pasado mes de agosto, la que fuera responsable de los servicios jurídicos del Córdoba -despedida por León y sustituida por Enrique Rodríguez Zarza- subrayó su firme postura con respecto al libro de accionistas. “Aquí está el libro de accionistas sin el que el Córdoba hubiera desaparecido”, ha señalado este lunes a su llegada a la Ciudad de la Justicia.

“Lo tengo yo, ¿está claro? Lo tengo yo porque se me depositó a mí y lo tengo en calidad de depositaria. Como soy la custodia del libro de accionistas, lo voy a mantener hasta que un juez me lo diga, pero ni se lo voy a dar al representante de Azaveco ni al consejo de administración”, expresó en su momento. “Como soy la custodia y soy consejera todavía, hasta el día que me cesen, el libro lo voy a tener yo, ¿queda claro? Y se lo entregaré al registrador mercantil y al juez que me lo pida, pero no va a tener más rayas ni tachaduras, el libro se lo queda ésta. Yo no rehuyo mis responsablidades”, apostilló entonces.

Después de las primeras actuaciones del juez, con el nombramiento de dos administradores judiciales y el cese del consejo de administración en pleno, Magdalena Entrenas ha acudido por voluntad propia a la sede judicial para contribuir a que se esclarezcan los hechos. Especialmente relevante resulta este Libro de Registro de Accionistas para aclarar la propiedad del Córdoba CF, ya que Azaveco (empresa de Carlos González) tendría a su nombre las acciones pignoradas por el impago del último plazo de la venta -4'5 millones de euros- a Aglomerados (Jesús León).

Magdalena Entrenas ha desechado realizar más declaraciones pero sí ha aclarado que además del libro de accionistas del Córdoba CF ha aportado otra documentación de interés. Del mismo modo, ha procedido a ofrecer explicación al juez instructor del caso.

Etiquetas
stats