López Garai, un héroe de Las Palmas como rival

López Garai, en la fiesta del ascenso del Córdoba en 2014. | ÁLVARO CARMONA

Sucede una jornada tras otra. Rara es aquélla en la que no ocurre. Tampoco será una excepción la del domingo, en la que tendrá un carácter distinto. Un nuevo reencuentro se producirá en Reus, un escenario que hasta ahora no conocía el Córdoba, y en este caso supondrá un caso especial. En tierras catalanas aguarda Aritz López Garai, que saltará al terreno de juego como el único representante en ese partido del histórico ascenso del conjunto blanquiverde a Primera dos temporadas atrás. Carlos Caballero, el único futbolista que continúa en la plantilla califal desde entonces, no tuvo ocasión de pisar el verde el 22 de junio de 2014 por una lesión. De ahí que resulte significativa esta segunda ocasión en la que el centrocampista vasco se enfrente al que fuera su equipo, ya que en la contienda será el único que pueda rememorar el día de mañana cómo fue formar parte del once que inició el último paso en el camino hacia la elite.

Artiz López Garai (Barakaldo, 1980) prolonga su segunda juventud desde la pasada campaña en el Reus, con el que consiguió celebrar un inolvidable salto a Segunda A. En el presente curso, es una de las piezas fijas en el conjunto catalán, con el que se medirá a un Córdoba en el que llegara a obtener una notable admiración por parte de los aficionados. Fue principalmente gracias a su primera temporada con la elástica blanquiverde, en la que se convirtió en indiscutible en el centro del campo y referente para los seguidores. El vizcaíno recaló en la entidad califal el verano de 2011, en el instante en el que una nueva etapa comenzaba en El Arcángel. Porque fue ése el año en el que Carlos González tomó las riendas de la sociedad. Formó parte, por tanto, del mágico ejercicio liguero 2011-12, con Paco Jémez al frente, en el que el cordobesismo volvió a soñar con el ascenso a Primera. No pudo ser.

El mediocentro continuó a la búsqueda del salto a la elite, que era lo que ansiaba, con el Córdoba en la siguiente temporada. Sin embargo, todo se torció y tampoco llegó. No sólo eso: su ilusión en El Arcángel desapareció y decidió poner rumbo a Gijón. En el Sporting creyó encontrar un buen lugar para satisfacer sus aspiraciones y con él se marchó Alberto García, que precisamente pisó el verde del coliseo ribereño la anterior semana con el Getafe. Lo cierto es que su aventura en tierras asturianas no fue tal y como deseara y una puerta de regreso se le abrió en la entidad califal. La cruzó y, los caprichos del fútbol, celebró su anhelado ascenso a Primera. Lo hizo después de jugar pocos partidos de Liga Regular pero con presencia en el equipo de Albert Ferrer en el play off. Tanto es así que el 22 de junio de 2014 estuvo en el once blanquiverde, el del soñado retorno a la máxima categoría.  El paso por ésta no le fue agradable, como tampoco al conjunto califal y la historia terminó en desencuentro. Casi dos años y medio después López Garai se enfrentará a su ex equipo y lo hará como el único integrante de aquella alineación en la contienda. En Reus, el reencuentro permitirá, en cierto modo, rememorar aquel partido de Las Palmas.

Etiquetas
stats