Con la intención de cambiar la dinámica en el inicio de año

Ismael en un encuentro del Lucena esta temporada FOTO: LARREA
El Lucena pretende olvidar la mala racha con que acabó 2013 con un triunfo ante el Sevilla Atlético que le permita recuperar el terreno perdido y volver a estrechar el cerco al cuarto

Toca recuperar el terreno perdido. El mal cierre de año debe quedar atrás para iniciar una nueva dinámica en positivo que devuelva tanto las buenas sensaciones como la confianza de poder luchar hasta el final por estar en el play off de ascenso a Segunda. Es decir, no cabe otra que ganar para espantar cualquier fantasma que pretenda hacer acto de presencia. Para eso, el Lucena debe superar una adversidad importante, que no es otra que el justo número de efectivos con que cuenta para encarar el retorno a la competición. El conjunto celeste ha perdido a tres futbolistas en forma de salidas, el último de ellos Álex, algo que le deja con una plantilla con apenas 15 miembros. Sin embargo, todo eso ha de ser una anécdota a la hora de encarar el primer encuentro de 2014, en que el equipo de Falete recibe a un Sevilla Atlético que busca aliviar su difícil situación en la tabla. En definitiva, el pensamiento está única y exclusivamente puesto en la consecución de tres puntos que hagan ver desde más cerca la zona noble.

La escuadra lucentina no se puede permitir más tropiezos si desea seguir la estela de los rivales que pugnan por alcanzar la cuarta plaza y si quiere estrechar el cerco a la misma, una posición que al final de la primera vuelta del campeonato ocupa el Cádiz con 35 puntos. Son siete más de los que suman en su casillero los de Falete, que se ve relegado al décimo lugar después de encadenar tres jornadas sin conocer el triunfo, las dos últimas con derrota. Todo eso ha de caer en el olvido, pues a partir de este sábado sólo cabe mirar hacia delante. En esta dirección han trabajado los aracelitanos desde el pasado 27 de diciembre. Buscan una victoria de efectos balsámicos y que sirva de punto de partida en un nuevo camino. Para ello, el técnico no contará con ninguna baja, más allá de la sabida de Ezequiel, lesionado de larga duración.

El conjunto celeste, por cierto, es uno de los primeros en abrir la segunda vuelta de la competición en el Grupo IV de Segunda B, algo que hará mañana a las 17:00. Su rival, un Sevilla Atlético que no atraviesa por una buena situación. El filial hispalense dijo adiós al 2013 con un empate y una derrota, después de amagar con una reacción que apenas sirvió para no caer en puestos de descenso, aunque no para evitar la plaza de promoción de permanencia. El cuadro sevillano sólo ha ganado cuatro partidos en lo que va de temporada, uno como visitante. Esos números pueden hacer pensar que se trata de un adversario débil, pero nunca se sabe qué sucede cuando uno se enfrenta a un equipo de esas características. Un ejemplo está en el duelo de la primera parte del curso, en que los de Falete regresaron a Lucena con un empate a dos. Pero eso es también algo que queda en el pasado. Sólo vale ganar si se quiere alimentar la ilusión de luchar por el play off. Además, los lucentinos pueden hacer un favor al Córdoba B, que ve a la escuadra de Ramón Tejada a sólo cuatro puntos. El encuentro estará dirigido por el andaluz Chavet García.

Etiquetas
stats