La consolidación del proyecto sigue su curso en Vista Alegre

Rafa García, director deportivo del Patrimonio, junto a Josan González

Una planificación adecuada para las últimas exigencias del club. En una época donde los ciudadanos siguen más pendientes de si la Covid-19 abandonará la sociedad en los próximos meses, el deporte se prepara para una temporada donde las condiciones sanitarias dejarán de ser tan exigentes y la hinchada, en su gran mayoría, podrá volver a ocupar su asiento en los respectivos estadios o pabellones. De hecho, hay entidades que están dedicándose a planificar la siguiente campaña y así ser más ambiciosas de cara a cumplir sus objetivos. Uno de los equipos que está actualmente preparándose para disputar su tercer curso en la máxima categoría del fútbol sala nacional es el Córdoba Patrimonio de la Humanidad. El plantel dirigido por Josan González consiguió la permanencia en Primera División en la última jornada disputada en el Pabellón de La Salobreja en tierras jienenses. Aun así, la confección del cuadro dio un paso hacia adelante en el pasado año y ahora aspira a dar el definitivo para poder luchar por entrar en Copa de España o, incluso, el play off para lograr el título de Primera.

Para planificar la plantilla con el objetivo de dar un impulso a sus exigencias, la entidad dirigida por José García Román ha tenido que no renovar el compromiso con ciertos jugadores, a pesar de que algunos de ellos habían conseguido el ascenso a Primera División vistiendo la elástica blanquiverde. Primeramente, Manu Leal, Koseky y Cordero vieron finalizada su etapa como futbolistas del Córdoba Patrimonio de la Humanidad después de una campaña donde no cosecharon los minutos esperados bajo las órdenes de Josan González. Esta puerta de salidas se abrió y no se cerró hasta que el club califal anunció también que tanto Caio César como Boyos no continuarían en la disciplina andaluza. Por su parte, el brasileño llegó en el mercado invernal y ha sido clave en los esquemas del técnico pontano, mientras que el cordobés ha demostrado su potencial en el juego parado, pero no ha conseguido los minutos y el rendimiento que buscaba.

Aun así, la meta a la que quiere aspirar el Córdoba Patrimonio de la Humanidad una vez la temporada pasada terminó en el encuentro ante el Jaén Paraíso Interior es mantener el bloque que consiguió la segunda salvación en la máxima categoría del fútbol sala español. La continuidad de la plantilla es el máximo objetivo y para ello tres futbolistas claves ya han renovado su compromiso con la entidad blanquiverde. Primeramente tanto Shimizu como Ricardo Mayor han ampliado su cesión procedente de ElPozo Murcia. El nipón es uno de los pívots con más futuro del mundo y está creciendo de forma muy acelerada bajo las órdenes de Josan González. Por su parte, el cierre natural de Librilla ha cuajado una grandísima campaña y ha sido la pieza angular del técnico pontano en la segunda parte de la temporada. Por último, el club andaluz también ha anunciado que Ezequiel Montero, más conocido como Zequi, seguirá vistiendo la elástica cordobesa tras rechazar ofertas de equipos de la zona alta de Primera División.

Mientras tanto, los fichajes también han llegado aunque en mucha menor medida. Tanto es así que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad solo ha anunciado que Álex Viana se incorporará a partir de la siguiente temporada al primer equipo andaluz. Sin embargo, no es la única incorporación que aterrizará en la entidad blanquiverde, ya que Miguel Sayago, más conocido como Miguelín, está muy cerca de vestir la elástica califa. Un fichaje que subiría las expectativas de un club cordobés que también busca la cesión del canterano Ismael procedente de ElPozo Murcia. Una vez completadas estas operaciones, el equipo dirigido por Josan González está pendiente de firmar a un ala para paliar el déficit originado por Caio César y Boyos. Todo ello dejaría una plantilla que podría subir su exigencia de cara a una próxima temporada que aspira a ser apasionante.

Etiquetas
Publicado el
20 de junio de 2021 - 05:10 h
stats