Aún sin fútbol sala en Bujalance: el Covid-19 obliga a otro aplazamiento

Cartel de la suspensión del partido del Bujalance | BUJALANCE FS

Éste va a ser el pan de cada día -nuestro, vuestro y suyo- durante el presente curso. De hecho, si las competiciones siguen adelante ya pueden los clubes y sus miembros darse por satisfechos. La nueva normalidad no termina de ser normal en España -así como en el resto del mundo- debido a la fuerza de la pandemia de Covid-19, ya en su segundo brote -y quién sabe si cerca del tercero-. Tal problemática se da en todos los ámbitos sociales y el deportivo no es una excepción. Fe de ello dan las entidades de la provincia, que se ven afectadas en su mayoría por la incidencia del coronavirus. Como último ejemplo se encuentra el caso del Bujalance, equipo que milita esta temporada en Segunda B de fútbol sala. Con motivo de la detección de un positivo en su plantilla, el conjunto rojillo no tiene más remedio que posponer su estreno en campo propio. O dicho de otro modo, el partido del sábado ante el Xerez Toyota se suspende hasta nueva fecha por la irrupción de la enfermedad en el cuadro cordobés.

Fue el club el encargado de comunicar, de manera oficial, la cancelación temporal del encuentro de su primer equipo, correspondiente a la segunda jornada del Grupo V-B de Segunda B. “Este fin de semana iba a volver el fútbol sala a Bujalance tras aquel pasado 18 de julio, cuando conseguimos el ascenso. Y hablamos en pasado porque el partido que debía celebrarse este sábado día 31 entre nuestro equipo y el Xerez DFC de Jerez de la Frontera (Cádiz) ha quedado aplazado”, expuso la entidad a través de un comunicado en su web oficial. “Un jugador de nuestra plantilla ha dado positivo y se espera el resultado de los análisis del resto de los jugadores siguiendo los protocolos sanitarios”, continuó el conjunto del José Pérez Pozuelo -o Pepe Montalbán-.

Lógicamente, la constancia de un caso de Covid-19 supone, una vez que el Comité de Competición correspondiente lo dictamine formalmente, el aplazamiento del duelo por disputarse. Es lo que ocurre en este caso con el Bujalance, que aprovechó su texto para precisar que “el contagio se produjo fuera de los entrenamientos, teniendo el jugador infectado contacto con un familiar directo también positivo”. Pero sobre todo, y lo más importante en estas circunstancias, es que “el jugador se encuentra bien y ya aislado”. “Desde el club deseamos que se recupere lo antes posible”, añadió la entidad del Alto Guadalquivir.

Por tanto, Bujalance todavía debe aguardar para el regreso del fútbol sala a la pista del Pepe Montalbán. El pabellón de la localidad acogió el 18 de julio el encuentro entre el equipo dirigido por Fermín Hidalgo y el Alcalá de Guadaíra por el ascenso, cuyo fin fue, como es sabido, un épico regreso a Segunda B de los rojillos. Los cordobeses arrancaron la temporada 2020-21 ya en la división de bronce la pasada semana con una derrota en Jerez de los Caballeros (6-4) y tenían previsto el debut en su feudo el sábado a las 18:00.

Etiquetas
stats