El Córdoba vetó al abonado por insultos a González

Carlos González en el palco | ALVARO CARMONA
El club asegura en un comunicado que el aficionado que denunció al presidente le había amenazado el 1 de marzo con una llamada telefónica de madrugada | El caso fue remitido a la Comisión Antiviolencia y se le retiró el abono

El Córdoba ha admitido, a través de un comunicado, que el abonado que denunció a Carlos González por haberle sido vetado su acceso a El Arcángel está, efectivamente, suspendido de su derecho de entrada en el estadio por una determinación aceptada por el Comité Antiviolencia. El club explica que este abonado de una localidad de Fondo Norte Bajo – Sector 6 en el Estadio Municipal El Arcángel, "amenazó e insultó al presidente del Córdoba CF SAD mediante una llamada telefónica que se produjo a las cinco de la madrugada del 1 de marzo".

Según relata el club, los hechos fueron puestos en conocimiento de la Comisión Nacional Antiviolencia, y la determinación de retirarle el abono le fue comunicada a este aficionado "personalmente" días después de la llamada telefónica.

El comunicado íntegro del Córdoba

En relación a la denuncia presentada por un abonado del Córdoba CF contra el presidente de esta SAD por un presunto delito de coacciones, esta entidad desea aclarar lo siguiente.

El pasado tres de diciembre de 2014, el Córdoba CF SAD hizo público un comunicado en el que exponía su rechazo a los comportamientos violentos en el mundo del deporte y "en virtud de lo establecido en la Ley Del Deporte, la Ley Contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte y resto de normativa que desarrolla esta materia, este Club, de acuerdo con los Cuerpos de Seguridad del Estado, procederá a la expulsión como abonado del Córdoba CF y a la prohibición de entrada a todos los recintos deportivos en los que este Club desarrolle sus actividades, a todas aquellas personas que ejerzan violencia verbal –insultos, amenazas, etc- y, por supuesto, física contra las aficiones rivales y propias, contra integrantes de los equipos, del cuerpo arbitral y de cuantos espectadores accedan al Estadio Municipal de El Arcángel o a las otras instalaciones en las que jueguen sus

partidos o entrenen todos nuestros equipos".

Este comunicado recibió el apoyo Miguel Cardenal, presidente del Consejo Superior de Deportes, quien en la Comisión de Educación y Deporte del Senado expresó su "satisfacción" por la reacción que ante los hechos violentos ocurridos en el mundo del fútbol habían tenidos clubes como el Córdoba CF SAD. Un mes después de que el Córdoba CF SAD hiciera público aquel anuncio, la medida adoptada por este Club tuvo el máximo refrendo de la Comisión Directiva del Consejo Superior de Deportes (CSD) que aprobaba en el mes de enero de 2015 la nueva normativa de la Federación Española de Fútbol (RFEF) para prevenir y sancionar la violencia en el fútbol y que, incluso, iba más allá de lo regulado por nuestro Club.

La medida adoptada por esta SAD con el abonado ahora denunciante se fundamenta en los parámetros antes mencionados. Y en este sentido es importante explicar que el denunciante, abonado de una localidad de Fondo Norte Bajo – Sector 6 en el Estadio Municipal El Arcángel, amenazó e insultó al presidente del Córdoba CF SAD mediante una llamada telefónica que se produjo a las cinco de la madrugada del 1 de marzo.

El propio abonado, posteriormente, reconocía la llamada con el envío de una carta al Córdoba CF SAD en la que decía no haber sido el autor de la misma al tiempo que pedía disculpas por lo sucedido. Este hecho, la llamada amenazante de la madrugada del 1 de marzo, fue puesto en conocimiento de la Comisión Nacional Antiviolencia y la medida adoptada por el Córdoba CF SAD con esta persona –retirada del abono- comunicada a él personalmente y a su representante legal en los días posteriores a la llamada telefónica.

Este Club respeta las opiniones de los aficionados y entiende que se puedan producir expresiones de rechazo por los resultados deportivos, pero en ningún caso acepta los insultos, amenazas o cualquier otro tipo de comportamiento violento, verbal o físico, como ya dejó claro en el comunicado al que se hace mención anteriormente. El abonado está en su derecho de ejercer las acciones que crea conveniente de la misma forma que esta SAD mantendrá su política de tolerancia cero con comportamientos que todos queremos erradicar, no sólo de los recintos deportivos, sino de todos los ámbitos sociales.

Etiquetas
stats