Córdoba, un punto negro en la guía de viajes del Girona

Pedro en un lance del duelo con el Girona de la pasada campaña FOTO: MADERO CUBERO
Manolín Cuesta mostró en 1973 al conjunto catalán el destino que le aguardaba en El Arcángel, donde nunca venció y apenas marcó tres goles en ocho comparecencias

Córdoba se presenta como un punto negro en la guía de viajes del Girona. Lo es desde hace algo más de 40 años, cuando compareció por vez primera en El Arcángel. Corría el 10 de junio de 1973 y el conjunto blanquiverde, dirigido entonces por el zamorano José Iglesias "Joseíto", se jugaba su continuidad en Segunda en una eliminatoria en que, por el contrario, los catalanes buscaban el ascenso a la categoría de plata. Ese día, Manolín Cuesta acercó a la permanencia a los califales y dejó casi sin opciones de dar el salto a la escuadra gerundense. El delantero, con apenas 23 años, trajo por la calle de la amargura a los albirrojos con dos goles y un tercero que ayudó a hacer realidad el zaguero visitante Ortega. El Córdoba impuso un claro 3-0 a un rival que a partir de ese momento no gustaría de visitar El Arcángel, un estadio en que a lo largo de los años fue incapaz de lograr un triunfo.

Porque desde aquel día cercano al verano de 1973 hasta el domingo el Girona se dejó ver otras siete veces más por el templo ribereño y siempre se marchó cabizbajo. Lo máximo que pudo obtener fue un empate, algo que consiguió en tres comparecencias. El primero llegó en la visita inmediatamente posterior a la citada al inicio, un lustro después y con ambos equipos en el Grupo II de Segunda B. En aquella ocasión, en la primera jornada de la temporada 1978-79, los catalanes se llevaron un punto después tras amarrar un empate a cero. En el banquillo del Córdoba se sentaba uno de los grandes mitos de su historia, Ramón Miralles, quien por cierto fue destituido un duelo antes de que finalizara la primera vuelta del campeonato. El equilibrio en el resultado final se volvió a dar después de tres décadas, con los dos equipos en Segunda y un año después del reencuentro desde que se enfrentaran por vez última en la campaña 1979-80, en la que Lucas otorgó los tres puntos a la escuadra blanquiverde todavía en el Grupo II de Segunda B.

Después de aquel enfrentamiento, efectivamente hubo que esperar hasta el nuevo milenio para que se reeditará el duelo entre Córdoba y Girona en El Arcángel. Fue en el curso 2008-09, el mismo en que tras medio siglo la escuadra albirroja regresaba a la categoría de plata. Porque desde la temporada 1958-59 no se habían dejado ver los catalanes por Segunda. El conjunto blanquiverde no agasajó a los gerundenses en su regreso por tierras califales y a la división de la que tanto tiempo estuvieron ausentes. El recibimiento terminó con un claro triunfo por 2-0, con tantos de Asen y Javi Flores, que repitieron como goleadores en el duelo de la siguiente campaña. Aunque en esa ocasión los goles no sirvieron para alcanzar la victoria, pues Tortolero y Kiko Ratón dieron al cuadro catalán su segundo punto en el templo ribereño. El último empate entre los dos conjuntos se dio en el curso posterior, el 2010-11, y nuevamente con Kiko Ratón dando la tarde al cordobesismo. Y también a Lucas Alcaraz, que no fue capaz de superar al Girona en su estancia en el conjunto califal.

Los tres tantos señalados fueron los únicos que consiguió marcar la escuadra albirroja en El Arcángel, donde volvió a ceder en sus dos últimas visitas. La primera de ellas con Paco Jémez al frente del Córdoba. Costó más trabajo de la cuenta pero se logró el triunfo. Un penalti anotado por Borja García dejaba los tres puntos en tierras califales. Algo más fácil resultó la consecución de la victoria la pasada campaña con Rafa Berges en el banquillo local. Entonces, los gerundenses visitaban el coliseo ribereño en una situación de auténtico privilegio y con unos guarismos realmente apabullantes. Con diez puntos, 13 goles a favor y sólo tres en contra en las primeras cinco citas del campeonato liguero se presentó el equipo dirigido por Rubí en Córdoba con motivo de la sexta jornada de Segunda. Los guarismos quedaron en nada y el Girona volvió a Montilivi como siempre hizo, sin conocer un triunfo que en esta ocasión se dio por 2-0 para los blanquiverdes.

Etiquetas
stats