El corazón argentino estalla en Córdoba

Final masculina Open de Córdoba Pádel 2019 en Vista Alegre | MADERO CUBERO

El espectáculo del World Pádel Tour dejó en Córdoba un poso de éxito. Las gradas del Palacio Municipal de Deportes se llenaron por completo una jornada más para presenciar el desenlace de la penúltima prueba del circuito sobre suelo español antes del Máster Final de Barcelona y con el paréntesis de los Abiertos de Sao Paulo y México.

Los argentinos Mati Díaz y Franco Stupaczuk conquistaron el título de campeones -el primero para ellos esta temporada- tras imponerse en la final masculina por 3-6 y 3-6 a los andaluces Paquito Navarro y Juan Lebrón tras una hora y 20 minutos de juego.

El intenso juego de un motivado Stupa resultó fundamental para marcar la vía del partido. Con puntos muy rápidos, los argentinos hicieron que Navarro y Lebrón se sintieran fuera de sitio y con incomodidad para hacerles frente. El sevillano y el gaditano cedieron el set por 3-6. Sin embargo, encontraron un esperado aliado. El aliento del público de Córdoba resultó estimulante para la pareja española a la hora de abordar el segundo set, en el que protagonizaron una valiente reacción.

El pleito se equilibró cuando Navarro y Lebrón apretaron para convertir la segunda manga en una épica batalla. Un triunfo les conducía directamente al número uno, un motivo más que suficiente como para dejarse hasta la última gota de sudor. Navarro ofreció lo mejor de su repertorio para empatar (3-3) en el fragor de un combate sin dominador claro, con las gradas encendidas. Pero no hubo manera. Ahí llegó la réplica de los argentinos, actualmente número 7 del mundo, que vieron cerca su oportunidad de dar un zarpazo en el ranking y llevaron el marcador a un 3-6 definitivo para cerrar el partido.

Mati Díaz valoró al final del encuentro la victoria ante una pareja que “estaba peleando por el número uno”. “Nosotros estamos en otra guerra”, dijo, y “por eso fue importante” ganar frente a un público que “igual no estuvo con nosotros, pero les queremos igual” porque “el pádel es de todos”.

Stupa, muy emocionado, confesó que había “llorado de felicidad” porque “el año deportivo merecía un título”, ya que “nos rompemos el lomo cada día”. “En ocasiones el físico no nos dejó competir como queríamos, pero en estas circunstancias nos han hecho más fuertes”, manifestó el argentino.

Las 'Martas', imbatibles

La canaria Marta Marrero y la madrileña Marta Ortega se proclamaron campeonas al vencer en la final a la murciana Patricia Llaguno y la riojana Eli Amatriaín por 6-2 y 6-0 en una hora y 40 minutos de encuentro.

Marrero y Ortega, primeras cabezas de serie, confirmaron su condición de número uno del mundo. Su contundencia no encontró réplica en una de las duplas más espectaculares del circuito. Llaguno y Amatriaín, que habían descrito una trayectoria brillante hasta alcanzar la final, apenas encontraron un resquicio de debilidad en las campeonas.

El primer set arrancó con puntos muy trabajados por parte de las Martas, que tuvieron que sudar para quebrar la resistencia de sus rivales (3-1). Sin cometer apenas errores, lograron llevarse la primera manga por 6-2. A partir de ahí, Marrero y Ortega elevaron una marcha más y se despegaron de manera definitiva llevando el marcador a un 6-0 en el segundo set. Las ganadoras tuvieron 40 'winners' en 14 juegos, un dato que refleja su dominio para conquistar el séptimo título en pruebas de World Pádel Tour que logran esta temporada,

Marta Ortega, que a sus 22 años la jugadora más joven en llegar al número uno mundial, declaró tras la final que le debía “un agradecimiento a mi compañera, que ha tenido mucha paciencia conmigo y me ha enseñado todo lo que sabe, cuidándome como a una hermana pequeña”.

La primera número uno con dos parejas diferentes, Marta Marrero, valoró “la evolución” en el juego de su compañera, que “no es un milagro sino el fruto de mucho trabajo”. “Nadie nos regaló nada, hemos tenido que sufrir y pasar baches”, apostilló la canaria.

Etiquetas
stats