De vuelta a la calma competitiva

Entrenamiento del Córdoba CF el 22 de septiembre

Un descanso más que merecido. El Córdoba ha comenzado una nueva andadura en la Segunda RFEF -cuarta categoría de este deporte a nivel nacional- de manera impecable, ganando cinco de los seis partidos del tramo liguero -un único empate ante el Tamaraceite en el Juan Guedes- y, además, accediendo a los cuartos de final de la Copa RFEF venciendo a un rival de superior categoría, la Balompédica Linense, y a un conjunto cuyo terreno de juego estaba en unas condiciones deficientes, el Juventud de Torremolinos. Aun así, la aglomeración de encuentros debido a la disputa de dos competiciones -la liguera y la copera- de manera simultánea ha tenido consecuencias para un conjunto dirigido por Germán Crespo que había acumulado una serie de contratiempos físicos que le había hecho arrastrar hasta seis jugadores lesionados y que no iban a estar en el choque ante el Mensajero.

Primeramente, el Córdoba ha sufrido su tercer aplazamiento en los últimos 20 años, el primero por una erupción de un volcán. Los seguidores con más experiencia recordarán que el conjunto blanquiverde no pudo disputar su encuentro frente al Eibar por una cantidad desmesurada de lluvia durante la temporada 2004-05, mientras que cinco años más tarde, en la campaña 2009-10, los califas tampoco pudieron brindarle una victoria a su público merced a la nieve caída en la previa del enfrentamiento ante el Rayo Vallecano. Tres contiendas suspendidas por tres motivos diferentes. Un dato un tanto curioso, pero que deja un gusto amargo visto lo que está ocurriendo en el archipiélago canario, ya que el Cumbre Vieja está destruyendo todo a su paso, dejando sin vivienda a multitud de familias de la noche al día.

Por otro lado, y tal y como dijo Germán Crespo a los medios oficiales del club, hasta seis jugadores no podían viajar a La Palma para enfrentarse ante el Mensajero, siendo esta una tónica habitual en los últimos encuentros del primer equipo blanquiverde. De hecho, la acumulación de partidos no le ha venido nada bien a futbolistas con mayor experiencia en este deporte como es el caso de Miguel de las Cuevas que, a pesar de encontrarse a un gran nivel en esta primera parte de la temporada, se ha perdido varios choques por una pequeña rotura. Mientras tanto, piezas importantes para el técnico nazarí como Toni Arranz o Ekaitz Jiménez han sufrido una serie de sobrecargas que también le obligaban a parar en un futuro a corto plazo. Por su parte, Álex Bernal lo ha jugado prácticamente todo y este parón le vendrá de perlas para que sus piernas puedan tomarse un respiro.

Gracias a esto, la entidad blanquiverde ha anunciado que los de Germán Crespo volverán al trabajo el próximo martes por la tarde, teniendo hasta dos días para recuperarse totalmente. De hecho, el Córdoba ha acumulado un total de cuatro encuentros en once días y ahora, más o menos en el mismo espacio de tiempo, tendrá únicamente el enfrentamiento ante el Antequera -cambiado actualmente al sábado para un mayor descanso antes del enfrentamiento de Copa RFEF ante el Xerez CD (sábado a las 19:00)-. Una carga excesiva de partidos que ha provocado que muchos jugadores estén saturados de minutos, aunque esto finalmente se solucionará con el aplazamiento del encuentro frente al Mensajero. A pesar de tener connotaciones negativas, esta suspensión le ha venido bien a los califas para, precisamente, descansar.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
18 de octubre de 2021 - 05:45 h
stats