Una fiesta para empezar

El Córdoba se lleva la victoria en Xerez

0

Ya está aquí la competición oficial. Meses después, el fútbol hacía escena para los representantes califas, y en concreto era el Córdoba el que se estrenaba este domingo. Eso sí, no sería en El Arcángel donde debutasen los blanquiverdes, sino en un Municipal de Chapín que se tornaba en escenario festivo desde horas antes del arranque del partido. Y no era para menos, dado que su equipo, el Xerez Deportivo, iba a disputar su primer encuentro histórico en la Segunda RFEF. No obstante, todo ello queda al margen del propósito cordobesista, que no era otro que dar el primer paso hacia su ambicioso objetivo. Y el sendero no ha podido empezar de mejor manera.

Las ganas se tornaron en ilusión y emoción desde la grada, lo cual acabó contagiando a la propia plantilla de Germán Crespo, que protagonizó un inicio intenso de partido, queriendo llevar la iniciativa y cumpliendo así con su papel de favorito ante un recién ascendido. Es más, apenas tardó dos minutos en tener su primera oportunidad, de la mano de un De las Cuevas que pudo abrir lata, aunque su golpeo lo consiguió sacar Camacho de la línea de gol. 

Así se cuajaba la puesta en escena. Avisos a una afición local que, sin embargo, celebraba cualquier atisbo de fútbol que ofreciese su equipo. Y acabó surtiendo efecto. La ilusión estaba desbordada en el lado gaditano, siendo éste uno de los días más grandes de su historia, y ese ímpetu se comprobó minutos después cuando logró ser el primero que rompía el empate. Pilló a todos por sorpresa, aunque no por ello fue menos merecido. En efecto, el Xerez Deportivo hacía el primer tanto gracias a un testarazo de Bello desde fuera del área que fue imposible de atajar para Felipe Ramos. 

El gol apaciguó los ánimos y tranquilizó el frenético ritmo que llevaba el encuentro hasta entonces, al menos en lo que a la dinámica de contragolpes constantes se refiere. Pese a todo, el Córdoba seguía siendo el dueño de la posesión. Los de Crespo pasaron a jugar con más calma, tratando de crear y buscando el peligro por bandas. Y es que el Xerez apenas lograba hilvanar ocasiones desde el juego en estático, pues casi toda su caudal ofensivo llegaba desde las jugadas de estrategia.

Todo lo contrario que un Córdoba que generaba murmullos cada vez que alguno de sus futbolistas interceptaba el esférico en las inmediaciones del área. Tanta insistencia y buen hacer blanquiverde acabó dando sus frutos. Simo estaba siendo hasta el momento el jugador que más verticalidad proponía, y de sus pies salió el inicio de la jugada del empate. Un centro al segundo palo del extremo acabó siendo rematado por Willy que, en lugar de buscar portería, la dejó muerta en el área pequeña donde la agarró De las Cuevas para impactar un remate certero que cruzaba las redes jerezanas. El empate trastocó aún más los planes del equipo de José Pérez, al tiempo que incentivó el ánimo cordobés. En este sentido, Luismi pudo hacer el segundo desde un saque de banda lejano que tuvo sacar Camacho con los puños. Sin embargo, el electrónico no volvería a moverse.  

La reanudación fue similar a la ofrecida durante el primer acto. Con el electrónico reflejando el empate, ambos conjuntos salieron con la intensidad máxima. Quizá, incluso, pasados de vueltas, lo que propició el reparto de amarillas y, para beneficio del Córdoba, en un nuevo error de la zaga azulona que acabó resolviéndose con un penalti favorable para los visitantes. Una pena máxima que fue provocada al impactar el balón claramente en el brazo del jugador local tras un centro de De las Cuevas, y que se encargó el propio futbolista alicantino de convertir desde los once metros. Así volteaba el equipo califa el marcador nada más iniciarse el segundo tiempo, lo que dejaba al Xerez contra las cuerdas en aquellos instantes. 

La desesperación del Xerez se hacía cada vez más patente, tanto que otro máximo castigo fue decretado por el árbitro superada la hora de partido. De nuevo en una jugada de desequilibrio de Simo, quien se libró de hasta dos rivales, aunque acabó trastabillado y cayendo dentro del área. Eso sí, ahí no hubo nada, aunque una innecesaria patada -cuando el futbolista ya estaba en el suelo- de un jugador jerezano acabó con el árbitro dictando penalti y mostrando la roja directa. De las Cuevas, aumentando su sobresaliente actuación, firmó su hat trick para encarrilar todavía más la victoria, pero no iba a quedar ahí. Tras una inexplicable jugada en la que Javi Flores perdonó el cuarto, el Córdoba continuó mostrando su artillería en ataque. Una acción espectacular de Puga acabó, tras zafarse de un defensor rival, en un centro medido para que rematara Willy y ampliase aún más la renta cordobesista. Y apenas sin tiempo para celebrar ese cuarto gol, llegaba el quinto. Una mala conexión entre los jugadores locales tras el anterior saque de centro fue interceptada por un Casas quien, nada más salir al terreno de juego, seguía sumando para la cuenta particular blanquiverde. El resto del encuentro fue bastante más calmado, con acercamiento tímidos, hasta el pitido final que sentenció la primera alegría del Córdoba para empezar un curso ilusionante.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
5 de septiembre de 2021 - 20:55 h
stats