El Córdoba CF, un local implacable

Lance de un partido del Córdoba CF

Una estadística a la altura de un equipo que ha dado un giro de 180 grados en la última temporada. El Córdoba CF debía asegurarse su participación, como mínimo, en Primera RFEF durante el pasado curso regular e incluso tenía como principal objetivo luchar por el ascenso a Segunda División, aunque, finalmente, no fue posible. Por un lado, la pandemia hizo que los aficionados cordobesistas no pudieran acudir cada dos fines de semana a El Arcángel para animar a su equipo, provocando que el vestuario blanquiverde no tuviese el rendimiento habitual sobre el tapete califal, igualando los registros tanto fuera de casa como en la capital cordobesa.

De hecho, la entidad blanquiverde fue mejor visitante que local durante la temporada pasada. El club califal terminó la primera fase del anterior curso regular a tan solo tres puntos -más el gol average- de la zona que le permitía clasificarse directamente a Primera RFEF y poder optar a luchar por ascender a Segunda División. Sin embargo y cuando todo apuntaba que iba a conseguir esta plaza en la segunda parte de la campaña liguera, la Balompédica Linense fue más consistente y finalmente se tuvo que conformar con descender a la cuarta categoría del fútbol español. Una de las causas, ya nombradas anteriormente, fue el poco poderío como local que cosecharon los chicos dirigidos por Pablo Alfaro y Juan Sabas durante el pasado año.

El Córdoba CF consiguió tan solo cuatro victorias en las doce jornadas disputadas en El Arcángel durante el anterior curso regular. Esto provocó que fuese el peor local de la segunda fase y, si solo se contasen los partidos que todos los equipos hubieran jugado sobre su césped, habría descendido hasta la Tercera RFEF. Esta temporada fue salvada por el rendimiento que cosechó como visitante, ya que fue el segundo mejor plantel de todo el Grupo IV con seis victorias en los doce partidos disputados, tan solo superado por un Recreativo Granada que se vistió de corto durante un encuentro más al tener una mayor cantidad de enfrentamientos durante la segunda fase por evitar descender a la quinta categoría del fútbol español.

Sin embargo, todo cambió al final de la pasada temporada. Una vez que el Córdoba CF cayó derrotado ante la Balompédica Linense el 11 de abril de 2021 y la posterior destitución de Pablo Alfaro como técnico de la entidad blanquiverde, Germán Crespo cogió las riendas del primer equipo califal y, desde entonces, no conoce la derrota en El Arcángel en la competición liguera -solo ha perdido un partido oficial y fue ante el Sevilla FC en la primera ronda de la Copa del Rey-. En total, 18 victorias consecutivas más un empate en el debut del preparador nazarí ante el Tamaraceite le ha valido al Córdoba CF para permutar el rumbo en su propio feudo califal y poder acceder a la Primera RFEF por la vía rápida, cosa que no se pudo conseguir a lo largo del curso pasado. Una nueva dinámica que le ha servido para dar el primer paso.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
stats