Crónica

Mezcla de sensaciones en un debut accidentado

Ekaitz Jiménez, en el duelo con el Linares

0

El fútbol volvió a El Arcángel. El Córdoba CF pisó nuevamente el feudo ribereño después de una temporada para olvidar y afronta una pretemporada con la ilusión de ascender a Primera RFEF. Para ello, los blanquiverdes deben realizar una preparación óptima y que le permita encarar el inicio liguero con la mayor garantías posible. Gracias a esto, el primer rival de dicha etapa ha sido un Linares Deportivo que llega después de proclamarse como último campeón del Grupo IV de la Segunda División B. Por ello, los visitantes partían con cierto favoritismo, además de porque tenían más rodaje que los locales al ser éste el segundo partido de su particular pretemporada. Aun así, los chicos dirigidos por Germán Crespo plantaron cara a lo largo de la primera mitad, siendo superiores a los mineros en gran parte del encuentro, aunque un mal inicio de la segunda parte no les permitió empezar la preparación con una victoria que les afiance los aspectos aprendidos en las dos primeras semanas de entrenamientos.

A pesar de la diferencia de la categoría, el Córdoba CF quería estrenarse en esta temporada con un nivel decente. Por ello, la grada de Tribuna se abrió -solamente ésta debido a las medidas de la Covid-19 en la provincia cordobesa- para unos aficionados que vieron a unos blanquiverdes que dominaban el balón y ambas áreas durante los primeros compases del juego. Tanto fue así que las bandas locales estaban siendo un auténtico calvario para una defensa minera que sufrió la primera ocasión en botas de un Omar Perdomo que puso un centro medido para De las Cuevas, aunque el guardameta visitante estuvo muy rápido para despejar ese esférico. Sin embargo, el Linares Deportivo llegaba a este partido con más rodaje que los cordobeses y eso se notó a la hora de la circulación en los contragolpes. De hecho, Álex Meléndez probó con un disparo exterior a un arquero Carlos Marín que realizó una magistral parada para mandar el cuero a saque de esquina.

Con el transcurso de los minutos, los chicos dirigidos por Germán Crespo seguían dominando el balón, intentando desactivar a un Linares Deportivo que se encontraba cómodo a la espera de un contragolpe letal, aunque no fue el caso durante la primera media hora del encuentro. De hecho, el Córdoba CF combinaba entre líneas con bastante facilidad y conseguía algo que le faltaba en exceso a lo largo de la temporada pasada y no era otra cosa que desequilibrio por banda. Tanto Luismi Redondo como Omar Perdomo lograban zafarse de sus defensores en la mayoría de las ocasiones y por ahí llegó la oportunidad más clara de la primera mitad. El extremo natural de Plasencia luchó un balón para que la recuperase De las Cuevas y el propio Redondo chutó al larguero desde la frontal del área. Dicha acción no cambió la tónica de unos blanquiverdes que siguieron incordiando la meta de Ernestas e incluso Antonio Casas pudo hacer el primero, aunque el arquero volvió a estar atento y se hizo con el esférico.

Aun así, el ritmo fue decreciendo debido a la falta de rodaje que tenían ambos equipos. El Córdoba CF se escudaba en el esférico, mientras que el Linares Deportivo esperaba aprovechar alguna oportunidad que no terminaba de llegar. La dupla defensiva formada por Bernardo Cruz y José Cruz daba la estabilidad que tanto ansiaban los blanquiverdes a lo largo del anterior curso. De hecho, el ex del Marbella iniciaba el juego en determinadas ocasiones, filtrando varios pase hacia De las Cuevas o Luismi y ofreciendo una velocidad en el juego propia del estilo que quiere inculcar el técnico Germán Crespo. Además, el club califa se seguía gustando, combinando entre líneas con una facilidad pasmosa y que le permitía llegar a los extremos con relativa tranquilidad. De hecho, el alicantino era la piedra angular del ataque cordobés, dejando en esta ocasión para que José Ruiz pusiese un centro medido que no terminó de aprovechar un Omar Perdomo que se encontraba en posición irreglamentaria en lo que significaría el último acercamiento de la primera mitad.

Sin embargo, el paso por vestuarios cambió la tónica del partido. Y es que el Linares Deportivo, con un encuentro más de rodaje, aprovechó la indecisión del equipo blanquiverde en los primeros compases del segundo periodo. De hecho, Fran Carnicer aprovechó un buen centro de Carracedo y fusiló a Jaylan Hankins, meta que sustituyó a Carlos Marín, inaugurando el electrónico de El Arcángel. Este gol sentó como un auténtico jarro de agua fría a un Córdoba CF que vio cómo Nando Copete estuvo a punto de hacer más sangre, pero el guardameta local realizó una meritoria acción cuando ya se cantaba el segundo en el feudo ribereño. Al ver este bajón de nivel, el técnico Germán Crespo alentaba a los suyos para que no perdieran la filosofía que habían cosechado durante el primer periodo, pero pareció insuficiente. El cuadro dirigido por Héctor Sandroni seguía con la mirada puesta en la portería contraria y esta vez fue José Alonso el que evitó el tanto linarense en la línea de gol.

Por otro lado, el Córdoba CF poco a poco iba despertando de unos diez primeros minutos de la segunda mitad para olvidar. Tanto José Alonso como Mosquera iban ganando solvencia conforme los minutos iban pasando y una serie de acciones individuales de Viedma le dieron la confianza necesaria para llegar a combinar con facilidad en la zona atacante. Gracias a esto, Willy y Adrián Fuentes pronto cogieron protagonismo y el ex del Real Murcia avisó a Ernestas con un doble disparo que repelió el arquero visitante no sin serias complicaciones. Esta tendencia positiva fue en aumento y Fuentes quería aprovecharla. El ariete blanquiverde ganaba el gran espacio que dejaban los centrales del Linares Deportivo y se quedó solo ante un guardameta minero que adivinó sus intenciones, haciéndose con el balón en última instancia. Por su parte, el plantel visitante no era capaz de trenzar jugada y no lograban acercarse con peligro al arco defendido por Jaylan Hankins.

Mientras el partido llegaba a su fin, el nerviosismo propio de un partido liguero iba en aumento. A pesar de ser un partido de pretemporada, ambos equipos querían la victoria y ofrecer la mejor versión posible. Esto provocó que varios jugadores de las dos plantillas involucradas se excediesen en situaciones puntuales, obligando al colegiado Camacho Garrote a enseñar cartulinas amarillas. Aun así, el partido siguió con su particular ritmo y Willy Ledesma estuvo a punto de subir la igualada al electrónico de El Arcángel con sendos disparos al borde del área. Sin embargo, las ocasiones en el tramo final del encuentro no fueron lo suficientemente peligrosas y el primer test de pretemporada para el Córdoba CF acabó con una derrota con sabor dulce gracias al buen rendimiento que mostraron los chicos de Germán Crespo a lo largo de la primera mitad y en ciertos momentos de la segunda.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
31 de julio de 2021 - 22:37 h
stats