El balonmano base se tiñe de granate

.

La temporada de las competiciones provinciales termina para el balonmano base cordobés y con ello llega el momento de recoger la cosecha en forma de trofeos, la cual indiscutiblemente se tiñe de granate con el nombre del Córdoba de Balonmano, gran dominador del curso en todas las categorías en las que ha competido (cadete, infantil y alevín, tanto masculino como femenino). Así, el cuadro cajista hace historia y vuelve a repetir la hazaña que ya consiguiera la pasada temporada, cuando también ganó los seis títulos provinciales.

El primer campeonato vino de la mano del Smurfit Kappa alevín femenino, que certificó la conquista del título al conseguir la victoria ante el Ángel Ximenez Avia. Las granates, al igual que el resto de los equipos de categorías femeninas, hicieron pleno de victorias durante la competición. De esta forma, el CBM suma cinco coronas provinciales consecutivas en dicha categoría. Por su parte, con un trofeo menos que las anteriores se encuentra el Smurfit Kappa infantil femenino, que fue campeón en 2015, 2017, 2018 y vuelve a serlo este año, cuando el dominio entre las jóvenes jugadoras granates ha sido total gracias a que los dos conjuntos de esta categoría se enfrentaron en la pelea por el oro, en la que se impuso finalmente el Smurfit Kappa frente al Córdoba CBM.

Continuando con las féminas, las cadetes aportaron un nuevo título al palmarés del Córdoba de Balonmano tras vencer al Adesal La Fuensanta. De esta manera, la entidad adquiere su tercer campeonato consecutivo de la modalidad. Por otro lado, en cuanto a las categorías masculinas, el alevín Cunext CBM, con catorce partidos jugados (balance positivo de 13-1), se situó en lo alto de la tabla, llevándose así su octavo título provincial consecutivo y sumando un total de quince campeonatos provinciales como líderes en su trayectoria.

El Cajasur CBM infantil consiguió el trofeo tras superar al ARS en Palma del Río por una gran ventaja. Los más pequeños se apuntaron el torneo, dejando tras de sí a La Salle, su máximo rival a lo largo de la competición. Así, esta liga lleva grabado a fuego el nombre del CBM, que desde el año 2000 ha conseguido ganar todas las campañas, excepto en el 2002 y el 2008. Finalmente, con la corona de los cadetes, que han ganado todos los encuentros disputados, el Córdoba de Balonmano consigue un redondo seis de seis en los campeonatos provinciales. En esta ocasión, el triunfo llegó con un 36-18 ante el ARS. La categoría cadete masculina alcanza con ésta 18 ligas seguidas. Así las cosas, con estos últimos seis títulos, el club cajista alcanza un palmarés de 94 torneos provinciales.

La única corona que no tuvo acento granate fue la disputada en juvenil masculino, en la que mandó el Club Balonmano Pozoblanco, tras firmar un más que meritorio empate ante el Ángel Ximénez Avia de Puente Genil, y alzarse matemáticamente hasta la primera plaza. Eso sí, cabe resaltar que el CBM compite en División de Honor, categoría a la pretende llegar ahora el conjunto pozoalbense. En este sentido, los granates firmaron el tercer puesto andaluz tras el empate a 22 goles en la pista del campeón, el Málaga. Un importante bronce que permitirá al Cajasur disputar la fase previa del Campeonato de España. Un logro más para las generaciones de 2001-02, que conviene destacar que siempre han alcanzado el podio en cada una de las categorías durante los campeonatos regionales. 

Etiquetas
stats