Antoñito, de repente en tierra extraña

Antoñito trata de zafarse de un rival en El Arcángel | MADERO CUBERO

Es lo que tiene el fútbol. Como en la vida, todo es cambiante en torno a este deporte. Mucho más en período de diseño de plantilla, como lo es cada año el mercado estival de fichajes. En ese sentido, un movimiento puede, de un instante para el siguiente, cambiar otra situación. La reacción en cadena no es impropia ni extraña. De ello sabe bien el Córdoba en estos momentos, que al tiempo que busca completar su plantilla con los refuerzos que faltan requiere dar salida a varios jugadores. Borja Domínguez, este mismo jueves, es el segundo de cuantos tuvieran contrato que abandona El Arcángel -firma con el Alcorcón-. Una lista que engloba hoy por hoy algún nombre más de los inicialmente anotados. Se trata de Antoñito, cuya continuidad en el conjunto blanquiverde está mucho más que en el aire. De hecho, el sevillano ya suena para el Real Valladolid, equipo al que dirigirá la próxima temporada un Luis César Sampedro que estuvo a sus órdenes en el Albacete. Las llegadas de Fernández y Loureiro son las que abren la puerta al lateral derecho.

Mayor ejemplo que el de Antoñito es complicado hallar. No es el único, como tampoco es el primero ni será el último en el mundo del fútbol. Nadie esperaba a final del curso 2016-17 que el jugador natural de Herrera pudiera dejar de contar para el Córdoba. Los guarismos de su primera temporada como blanquiverde así lo indicaban. Pero todo cambió el pasado domingo -antes en realidad, aunque fue ese día cuando fue un hecho- cuando la entidad anunció en su oleada de fichajes el regreso de Fernández y la incorporación de Loureiro. Ambas contrataciones eran secretos a voces, pero hasta que no fuera una realidad… Ya se sabe. Lo cierto es que significó esa confirmación un giro en los acontecimientos para el sevillano, que de repente se vio en tierra extraña. La opción que se abría para él era pasar a competir por una posición más adelantada, como extremo -o interior- derecho. Una posibilidad que, sin embargo, parece apenas se dio o el jugador desechó.

De esta forma, sólo tres días después del tsunami de anuncios por parte del Córdoba, saltó definitivamente a la palestra el nombre de Antoñito. El futbolista entiende que su situación actual en el equipo es complicada, pues queda, aparentemente, sin espacio. De ahí que no vea mal, ni mucho menos, una salida de El Arcángel. En ésas aparece el Real Valladolid, tal y como informara en la jornada del miércoles El Desmarque en la capital castellano-leonesa, que tiene interés en firmar al lateral derecho. Una opción que puede resultar muy del agrado del futbolista, dado que el conjunto pucelano estará adiestrado por Luis César Sampedro la próxima campaña. El técnico ya le dirigió en el Albacete, del que vino procedente Antoñito. Le resta un año más de contrato, pero todo hace indicar que no habrá problemas para rescindir llegado el momento. Se marcharía así un jugador que acumuló 30 encuentros entre Liga y Copa la pasada campaña con la elástica blanquiverde.

Etiquetas
stats