Arranca la excavación arqueológica en el aparcamiento del Palacio de la Merced

Comienza la cata arqueológica en el parking de la Diputación de Córdoba

El aparcamiento de la Diputación, en el llano del Palacio de la Merced, vuelve a ser una excavación arqueológica. Este lunes, bajo la lluvia, arrancó la prospección arqueológica que pretende determinar si es viable o no construir un edificio administrativo en esta zona, para que se pueda ir vaciando poco a poco el histórico edificio de La Merced. O si los restos, que se sabe que existen bajo el lugar en el que la Diputación ha montado ferias, catas del vino y aparcan sus trabajadores, son dignos de conservarse.

Tras una licitación a la que han concurrido distintas empresas, la intervención arqueológica actual ha sido adjudicada a Grupo Arathea S.L.L., con un presupuesto de 88.966 euros (I.V.A. incluido). La excavación será dirigida por Laura Ortiz e intervendrán ocho trabajadores. En principio se han previsto tres meses de obras en la zona.

“La intervención tiene por objeto completar el conocimiento del subsuelo antes del comienzo de las obras de desarrollo urbanístico previstas en el Plan General de Ordenación Urbana: van a construirse dos edificios de equipamiento administrativo para ampliación de las dependencias de la Diputación y se liberará y urbanizará una plaza central situada entre los dos edificios. Con esta actuación, el Palacio de la Merced quedará reservado para usos institucionales, la Diputación contará con un nuevo espacio para prestar sus servicios y la ciudad dispondrá de una plaza central de uso público”, informaron a este periódico fuentes de la institución provincial.

La Diputación ya hizo catas en el aparcamiento a finales de los años noventa. De hecho, hay restos integrados en el edificio bajo el mismo Palacio de la Merced. Según publicó en 1998 la Agencia EFE, los restos localizaron un vertedero de época romana sobre el antiguo cauce del Arroyo del Moro. En la sede del actual Palacio de la Mercad, bajo el antiguo convento, existe una infraestructura hidráulica, que en los años setenta se llegó a relacionar con un baptisterio romano. Estudios posteriores señalaron que se trató de una infraestructura romana previa que pudo convertirse a partir del siglo VI en baptisterio.

Las catas que se acaban de iniciar ahora son distintas y se excava ya en puntos donde anteriormente no se había tocado. Tras los tres meses de excavación física llegará el tiempo de la interpretación de los restos y el estudio sobre su viabilidad. No será por tanto hasta avanzado el año 2023 cuando se tomará la decisión de construir o no un nuevo edificio anexo al Palacio de la Merced.

Etiquetas
stats