El 'milagro' del solsticio de invierno que ilumina la divinidad venerada en Torreparedones

Solsticio de invierno en Torreparedones.

Un año más, coincidiendo con el solsticio de invierno este 21 de diciembre, Torreparedones ha vivido “el milagro de la luz”. Justo este día, cuando el sol se coloca en lo más alto del cielo, sus rayos iluminan la divinidad venerada en el santuario iberorromano del yacimiento arqueológico.

Cuando el astro rey se coloca en el cénit y coincidiendo con la jornada en que la Tierra está más cercana al sol, uno de sus rayos incide directamente en la parte más alta del capitel que corona la columna sagrada (Dea Caelestis-Juno Lucina).

Este fenómeno podrá observarse también durante varios días más, ya que el rayo de sol irá recorriendo el betilo hasta alcanzar la parte inferior en el solsticio de verano, el próximo 21 de junio.

El santuario donde ocurre este efecto se sitúa en el extremo sur de Torreparedones y fue el primer edificio excavado, remontándose a la época íbera entre los siglos III a IV antes de Cristo). Se trata de un espacio religioso, tal vez dedicado a la diosa de la fertilidad Tanit, que fue adaptado después al culto de la colonia romana y donde se han hallado más de trescientas figuras, exvotos entregados como ofrendas a la divinidad.

Etiquetas
stats