El flamenco taconea y baila en las aulas

Alumnos del colegio Hernán Ruiz | TONI BLANCO
El Centro de Flamenco 'Fosforito' se traslada a los colegios y ofrece visitas guiadas gratuitas con motivo del Día Internacional del Flamenco

Durante el siglo XV, la Posada del Potro era el centro del trueque y la venta del ganado caballar. Hasta 1970 sirvió de recogimiento para los "forasteros". Hoy es la cuna del flamenco cordobés y un reconocimiento eterno a Antonio Fernández Díaz, Fosforito. Y con motivo del Día Internacional del Flamenco, el Centro de Flamenco Fosforito se ha trasladado a las aulas y ha ofrecido visitas guiadas gratuitas por el recinto.

Pequeñas cajoneras en la planta baja describen a buena parte de los maestros que han conseguido que el flamenco traspase fronteras; que deje de ser un arte para convertirse en una cultura. Artistas de la talla de Manolo Sanlúcar, El Pele, El Farruco, Camarón de la Isla o Paco de Lucía. Pero el protagonista de este centro tiene su propio "altar" de la cultura. Un lugar donde se recuerda la victoria de Fosforito el I Concurso Nacional de Córdoba. En 1956, el artista, natural de Puente Genil, mostró su dominio con todos los palos del flamenco.

Tras la "semblanza" de Fosforito, el centro dedica toda una sala a explicar la evolución del flamenco. Desde los bailes en las cuevas de Granada hasta las grandes citas musicales como es el Festival de la Guitarra de Córdoba . Durante dos siglos, el flamenco se fue adaptando a los escenarios que abrieron las puertas. Dejó de ser un arte "encerrado" en las celebraciones de familiares gitanas para convertirse en el deleite de los foráneos que visitaban Córdoba. Las antiguas cuadras se convierten se convierten en la explicación de los quintos elementos del flamenco: el cante, el baile, la guitarra, el jaleo y la percusión.

La segunda planta del centro está dedicada casi en su totalidad a la figura de Fosforito. Vidrieras que muestran a los visitantes algunos de los muchos premios y reconocimientos que ha recibido el artista a lo largo de sus 83 años. Fosforito cuenta con la 5ª Llave de Oro del Cante de Córdoba y con la Llave de Oro de Andalucía, y en 1986 fue nombrado Hijo Predilecto de Puente Genil. Aunque ya retirado, Fosforito guarda en su discografía más de 40 álbumes en el mercado.

Una última sala muestra, siglo a siglo, el desarrollo de la guitarra flamenca, un instrumento cuyo principal antecesor es el laúd árabe del siglo VIII. A comienzos del siglo IX, el músico y poeta Ziryab llegó a Córdoba y añadió a este instrumento un quinta cuerda y fundó una escuela de música, el primer conservatorio del mundo islámico que perduraría durante 500 años. Tras estos inicios, en la Península Ibérica convivirían dos guitarras: la morisca y la castellana. La guitarra española nacería como consecuencia del contacto entre las dos culturas hispano-cristiana e hispano-musulmana durante la Edad Media. Y, con ella, una cultura que cumple ya su quinto aniversario como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Etiquetas
Publicado el
17 de noviembre de 2015 - 06:45 h
stats