Soy Fito y lo sabes

Concierto de Fito y los fitipaldis en la plaza de toros de Córdoba | ALVARO CARMONA
El legendario rockero bilbaíno encandila a sus seguidores en la Plaza de Toros con la gira “Huyendo conmigo de mí”

Hay quien acude al concierto de su artista favorito para degustar giros novedosos, interpretaciones singulares de temas de siempre, improvisaciones y sorpresas variadas en forma de dúos, tríos, invitados... Bueno, puede ocurrir. Pero no es exactamente lo que buscan los seguidores de Fito Cabrales, el héroe de la gente sencilla, una estrella que no lo parece y que sale al escenario para hacer lo que sabe, lo de siempre. Y lo hace perfecto. Sus melodías no son un prodigio de la experimentación. Sí, puede que sean previsibles. Y qué. Nadie le pide que sea otro, que evolucione -una forma suave de explicar lo que en otros resulta ridículo- y amplíe sus registros. Y a él no le sale del alma cantar de otra manera sus canciones, que entran con facilidad porque están esculpidas con la sensibilidad de un tipo corriente.

“Huyendo conmigo de mí” es el título del último disco de Fito y Fitipaldis, que da también nombre a la gira en la que la banda está inmersa. Anoche, Fito estuvo en la plaza de Toros de Córdoba. Apenas 24 horas después, en Málaga. No paran. No hay grupo que venda tantos discos como ellos ni que congregue a tanta y tan variada audiencia. En el albero del Coso de los Califas había cincuentones, treintañeros y adolescentes. Padres con sus hijos y muchas chicas que tarareaban apasionadamente los himnos de garito del gran Fito Cabrales, el poeta que vino del norte.

Fito y sus colegas son una familia. Artistas profesionales. Gente cercana que no defrauda. Dieron más de dos horas de concierto en las que no faltaron sus éxitos más conocidos (La casa por el tejado, Soldadito marinero, Antes de que cuente diez, Como pollo sin cabeza…) y tocaron todo lo de “Huyendo conmigo de mí” en un directo brutal y sincero. Guitarras flameantes, letras ingeniosas con guiños marca de la casa y el espíritu Fitipaldi sobrevolando el Coso de los Califas. Como siempre, como nunca.

Etiquetas
stats