CRÓNICA

'Cosmosaudade’: dos cánticos centenarios para celebrar una mayoría de edad

Inauguración Cosmopoética 2021

0

Estaba todo en el verso que ha leído Estefanía Cabello de Julio Aumente: “Fue manantial, siempre tuvo sed. Ya está a salvo”. Eso es Cosmopoética, un festival que nació en un manantial de ideas, cristalizó una sed y hoy, 18 años después, no se concibe un otoño cultural cordobés en su ausencia. 

El festival internacional de la poesía de Córdoba ha arrancado su edición número 18 con un homenaje a los centenarios del Grupo Cántico, Pablo García Baena, Ginés Liébana y el ya citado Julio Aumente.

En el escenario, sin más apoyo que un par de lámparas, Cabello ha recitado versos de estos tres titanes de la poesía cordobesa, antes de regatear el homenaje centenario para leer también a María Victoria Atencia -que este mes cumple 90 años-. Por el camino, la joven poeta ha dejado alguna que otra verdad. Sobre todo cuando ha dicho que “lo bello es que en Córdoba la poesía se comparte en todo momento”.

La prueba está en uno de los versos que ha leído Nuno Judice y que, según ha confesado, escribió en una visita a Córdoba: “Puedo, entonces, coger la flor, y lo que tengo en la mano es este poema que me has dado”, ha recitado en portugués el autor más importante de la lírica portuguesa actual y Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 2013.

Judice ha acudido por segunda vez a Cosmopoética, y ha leído algunos de sus poemas, que ha traducido al español el poeta Pablo García Casado. Los dos han charlado antes con el periodista Jesús Cabrera, que ha recordado que las marcas de Portugal en Córdoba son tan visibles como una flor en la piedra. Se refería el escritor, a las grietas que el terremoto de Lisboa dejó en la ciudad. Una de ellas, la más orgullosa, es la que corona la Sala Orive, cuartel general de Cosmopoética desde hace años. 

Y por otra grieta se ha colado la música. Los dos breves recitales han dejado paso a otro tipo de poesía y al recuerdo a otra centenaria: Amalia Rodrigues. La gran dama de la canción portuguesa ha revivido en la voz prodigiosa de la joven Lina. La cantante, que ya había centrado su repertorio en las canciones de Rodrigues con su laureado disco conjunto con Raúl Refree, ha presentado en Córdoba un espectáculo de fado más convencional.

Así, acompañada por Pedro Viana a la guitarra portuguesa y Flávio Cardoso a la viola, Lina ha reinterpretado temas del álbum Busto, un trabajo seminal y revolucionario con el que Amalia Rodrigues cambió para siempre la música portuguesa. En el repertorio, Estranha forma de vida, la canción que mejor resume el sentimiento de saudade que ha impregnado el arranque de Cosmopoética en el año en que cumple la mayoría de edad.

Etiquetas
Publicado el
13 de noviembre de 2021 - 05:05 h
stats