Subastan parte de la finca de la casa de 'Sandokán' por la deuda con una financiera

Rafael Gómez 'Sandokán'

El Juzgado de Primera Instancia número ocho de Córdoba ha ordenado el inicio de la subasta de una parcela de 10.000 metros cuadrados edificable pero no construida de la finca en la que vive Rafael Gómez Sánchez, alias Sandokán, junto a su familia en Sansueña. Tal y como ha adelantado ABC Córdoba y ha comprobado este periódico, la subasta se realiza para el pago de una deuda de 249.438,32 euros, más 80.380 euros para intereses y costas judiciales. La deuda es del grupo de empresas de Rafael Gómez con una financiera, BCPE Lease, anteriormente conocida como Natixis Lease, de capital francés.

Eso sí, la finca tiene un valor muy superior. En sus 10.098 metros cuadrados se puede edificar un inmueble sobre una superficie de 3.029 metros cuadrados. Actualmente, son unos jardines que rodean la vivienda en sí de la familia Gómez Sánchez. En total, todo el espacio está valorado en más de un millón de euros, según una valoración realizada por un perito.

El proceso por el que sale a subasta la finca que rodea la vivienda familiar de Sandokán arranca en el año 2009, según consta en el expediente judicial, al que ha tenido acceso este periódico. La financiera inició el embargo entonces. En 2013 se llegó a un acuerdo inicial para esperar otros cinco años más al pago de la deuda, como consta en el certificado del Registro de la Propiedad. Pero ha pasado el tiempo y el débito no ha sido resuelto. Por eso se inicia este procedimiento judicial de subasta pública.

La subasta se inició el pasado 29 de septiembre y estará en vigor hasta el 14 de octubre. De momento no se han producido pujas por los bienes embargados. Los pujadores deben depositar como garantía 50.000 euros en el juzgado para certificar que tienen respaldo económico suficiente.

La deuda de la familia Gómez Sánchez no es solo personal, sino que también figura su grupo de empresas, Arenal 2000 de Importaciones, Arenal 2000 y Arenal 2001, según consta en la documentación judicial. La finca que sale a subasta está inscrita a pleno dominio a nombre de la empresa Familia Gómez Serrano SL. Esa empresa, según consta, se constituyó en mayo del año 2010. Anteriormente, la vivienda estaba a nombre de Rafael Gómez y de su mujer.

Rafael Gómez está en libertad condicional desde hace dos años. Desde 2019 ya solo acudía a prisión a dormir, para cumplir una condena de cinco años por un delito contra la Hacienda Pública al que fue condenado en el año 2017. Esta condena sucedió al delito de cohecho activo por el caso Malaya, que supuso para Gómez una pena de seis meses de prisión. Pero en esta ocasión, el empresario no entró en la cárcel ya que la condena fue sustituida por una multa de 12 meses con cuota diaria de diez euros; en total 3.600 euros y una multa de 150.000 euros.

Etiquetas
stats