Las visitas familiares presenciales vuelven a la cárcel de Córdoba más de seis meses después

Prisión de Córdoba

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha autorizado las comunicaciones familiares presenciales en la Prisión de Córdoba, que llevaba desde septiembre sin permitir visitas conyugales, familiares o de convivencia.

Más de seis meses después, el pasado 25 de marzo, Instituciones Penitenciarias dio luz verde a las comunicaciones familiares en Córdoba. Esta administración, dependiente del Ministerio del Interior, va revisando semana a semana la situación pandémica en toda España y si procede o no levantar las restricciones de visitas en la prisión.

En Córdoba, a diferencia de otras cárceles de Andalucía, las comunicaciones o visitas presenciales llevan coartadas desde antes del inicio de la segunda ola. En aquel entonces, Instituciones Penitenciarias decidió cerrar todas las prisiones de Andalucía para visitas y comunicaciones de los internos ante los datos epidemiológicos que se estaban dando entonces.

Desde entonces hasta hace cinco días, en la prisión de Córdoba no se permitían vis a vis, ni visitas presenciales en sala, ni visitas familiares de convivencia. Solo se permitía la visita a través de cristal, y ni siquiera en Navidad se abrieron las visitas presenciales, como sí ocurrió en las prisiones de Puerto II y Puerto III, en Cádiz durante todas las navidades, o en Huelva, donde se permitieron las comunicaciones familiares e íntimas desde el 5 de enero.

En todo ese tiempo también se han permitido las comunicaciones ordinarias, por locutorio, ya que se ha reforzado el sistema de videollamadas para paliar las restricciones.

Etiquetas
Publicado el
31 de marzo de 2021 - 05:30 h