UGT reivindica con una caravana de coches los derechos de las trabajadoras de ayuda a domicilio

Parte de la caravana de coches que ha recorrido la ciudad este miércoles.

Una caravana de más de 20 coches ha cruzado este miércoles la ciudad de Córdoba desde el Arenal hasta la sede del sindicato UGT en la Avenida Agrupación Córdoba en un acto reivindicativo para reclamar los derechos de las trabajadoras y trabajadores de ayuda a domicilio de la provincia.

Estas trabajadoras, declaradas como esenciales durante la pandemia, llevan meses reclamando mejoras en sus condiciones de trabajo que pasan por la subida salarial, el cumplimiento del convenio del sector en aspectos como los horarios o los protocolos necesarios para garantizar su seguridad en el trabajo.

El secretario general de UGT Servicios Públicos, Isaías Ortega, destacó al comienzo de la manifestación “la situación de precariedad de estas trabajadoras y trabajadores a la vez que la necesidad de judicializarlo todo ante la falta de cooperación en las negociaciones de las empresas adjudicatarias del servicio y los ayuntamientos”, que otorgan estas concesiones “sin garantizar el cumplimiento de las condiciones fijadas en las licitaciones ni exigir las condiciones laborales que se ajustan al convenio de ayuda a domicilio”.

Ortega, que recordó la enorme implicación de UGT con las empleadas de estos servicios y los logros conseguidos hasta el momento, indicó que la subida salarial es “de obligado cumplimiento, ya que aparece en el convenio, en concreto en el artículo 8, que dice que se incrementarán los salarios en función al IPC y correspondería, desde enero, aplicar una subida del 6,5 por ciento, algo que no está aplicando ningún empresario”.

Por su parte, la responsable de Sanidad Privada en UGT Servicios Públicos, Amelia Fernández, incidió en las condiciones laborales de las trabajadoras de ayuda a domicilio dónde “se incumplen la mayoría de las medidas del convenio y pedimos la responsabilidad de los ayuntamientos, ya que deberían ser los garantes de que se cumplan tanto los convenios como las cláusulas de las licitaciones por las que se conceden estos servicios a las empresas”.

La responsable sindical denunció que la mayoría de los contratos se realizan a tiempo parcial, y destacó que, siendo 25 horas a la semana el mínimo de tiempo de trabajo que deben acometer estas trabajadoras por convenio, “en muchos casos se incumple llegando a estar hasta por debajo de las 20 horas”. Asimismo, Fernández señaló que, “estando el salario máximo en 984 son muy pocas personas las que llegan a cobrarlo”.

La responsable de Sanidad Privada en UGT Servicios Públicos denunció otra serie de situaciones, como el hecho de que “se incumpla en muchos casos lo estipulado en relación al traslado entre usuarios que lo terminan pagando las propias trabajadoras” o los gastos derivados de traslados en carburante cuando deben usar sus vehículos para poder atender a los usuarios. Igualmente mostró la indignación del sindicato a la respuesta dada a muchas trabajadoras cuando reclaman sus derechos a estas empresas, “si no te interesa, ya lo sabes, que hay mucha gente en la calle”, aludiendo a que hay otras personas dispuestas a ocupar su lugar de trabajo.

Etiquetas
stats