Denuncian “el abandono total” del arroyo Bejarano y falta de limpieza en la zona

Estado actual del arroyo.

Acción Ecologista Guadalquivir ha denunciado el “abandono total” de la Reserva Natural Fluvial (RNF) del arroyo Bejarano y la falta de limpieza de la reforestación de zarzas “tal y como se venía haciendo cada primavera”, además del “mantenimiento de la señalización y la mejora del sendero”.

En un comunicado, el presidente de la asociación -Bartolomé Olivares- ha manifestado que nada se ha hecho desde “que en noviembre de 2019 se realizaran unas jornadas con expertos del ámbito universitario y representantes de la administración y la sociedad civil”, cita en la que “aportaron sus propuestas para contribuir a mejorar el conocimiento de la RNF arroyo Bejarano”.

Olivares ha recordado que nada se sabe de los 500.000 euros que el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco) destinó en agosto de 2021 en un paquete de medidas para la mejora ambiental en las RNF“ cuyo presupuesto era de 14 millones de euros.

El arroyo Bejarano fue declarado RNF por acuerdo del Consejo de Ministros de 20 de noviembre de 2015. Siete años después de esta declaración, “el abandono es total y no hay ningún interés por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y del Miteco en mantener este sendero y acometer las actuaciones previstas para la mejora del mismo por parte de la Dirección General del Agua del Ministerio para la Transición Ecológica”.

Asimismo, la organización ha denunciado “la falta de consenso” en la gestión de la Reservas Fluviales y de impulsar la participación a través de una mesa de trabajo con instituciones y colectivos como se había acordado en las jornadas celebradas en 2019. “Es fundamental la mejora en la gestión de las reservas naturales fluviales que deben de abrirse a la sociedad y fomentar la participación, tanto de las comunidades locales como de otros grupos sociales interesados. Con el impulso a estos espacios de participación podríamos ayudar a unir posturas y crear un marco de acción común basado en el consenso y que ayude a una mejor conservación de las RNF”, continúa la sociación.

Por ello, Olivares ha alertado de la necesidad de un “debate social para integrar la participación social en la mejora y gestión de este espacio” ya que dicha participación, en el caso del Bejarano, “ha sido clave para la recuperación de este lugar durante más de dos décadas”. Además, el presidente de Acción Ecológica Guadalquivir ha hecho mención a la pérdida “de la larga y destacada tradición en temas de investigación y mejora del conocimiento científico” que se realizaba en torno a este arroyo. “Este trabajo es clave a la hora de evaluar el efecto del cambio climático sobre los ríos, siendo de vital importancia que los datos obtenidos por la comunidad científica reviertan en la mejora de las medidas de protección de las RNF”, concluye la organización.

Etiquetas
stats