Aguirre dice que el conflicto de las limpiadoras de Córdoba no es su competencia aunque entienda sus demandas

Protesta de las limpiadoras del Hospital

El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha aclarado este jueves que la resolución del conflicto laboral de las limpiadoras de Córdoba no es su competencia y que no cuenta con “una varita mágica” para ello, aunque sí entienda, “en parte”, las demandas por las que están en huelga, en el marco de la negociación del convenio colectivo provincial del sector de la limpieza.

Aguirre ha respondido así, en la Comisión de Salud y Familias del Parlamento andaluz, al preguntarle la parlamentaria andaluza por Córdoba de Unidas Podemos por Andalucía (UPporA), Ana Naranjo, qué piensa hacer después de que “las empresas contratadas por el Servicio Andaluz de Salud (SAS)”, que emplean a las limpiadoras que desarrollan su labor en centros sanitarios como el Hospital Reina Sofía, pretendan “trampear” a estas trabajadoras “la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI)”, y además, “cuando se movilizan”, la Consejería de Salud “les decreta un 100 por 100 de servicios mínimos en la huelga”.

En este sentido, Naranjo ha pedido a Aguirre “que no dé la espalda a las trabajadoras” de la limpieza, sobre todo cuando son empleadas “de una empresa externalizada que contrata usted”, en concreto “el Servicio Andaluz de Salud (SAS)”, de modo que “no puede ponerse de perfil” en este asunto, sobre todo cuando una solución posible es que la Junta de Andalucía preste dicho servicio “de manera directa, para así proteger a estas trabajadoras esenciales”, que “están precarizadas” y que precisan “salarios dignos”.

Ante ello, Aguirre ha aclarado las trabajadoras del sector de la provincia de la provincia de Córdoba, más de 4.000, “no solo trabajan para la empresa externa” contratada por el SAS para prestar el servicio de limpieza en hospitales como el Reina Sofía, sino que las limpiadoras cordobesas que están en huelga “trabajan para múltiples empresas”, con las que no tiene nada que ver el SAS o la Junta, y que se dedican a limpiar “bancos, restaurantes y muchos otros sitios”.

Por este motivo, según ha explicado, “la negociación del convenio del sector se realiza entre las asociaciones de empresarios” de la limpieza “y los representantes de los trabajadores”, de modo que “el Hospital Reina Sofía y el SAS no son parte de la negociación”.

Además, “a día de hoy, aunque la huelga sigue” en vigor, desde diciembre de 2021, “el servicio se presta con normalidad y la totalidad de la plantilla” de limpiadoras “se presenta para trabajar” en el Reina Sofía, aplicándose los servicios mínimos establecidos en la normativa, y “en ningún caso han supuesto el 100 por 100”, salvo en determinadas zonas donde la limpieza es clave para asegurar “la salubridad de los pacientes, pero respetando el derecho constitucional a la huelga”.

De hecho, el consejero de Salud ha expresado su “apoyo y solidaridad” a las limpiadoras, pero ha insistido en que tiene las competencias que le corresponden, y no otras, de modo que no cuenta con “una varita mágica” para solucionar esta situación, que afecta a “una empresa externa”, y a muchas otras empresas del sector de la limpieza que no tienen ninguna vinculación contractual con el SAS o la Junta, pero, como “la huelga venía teniendo escasa incidencia y los servicios mínimos resultaban suficientes”, y por eso decidieron llevar “la gran mayoría de las medidas de presión al Hospital Reina Sofía, porque allí tienen más impacto mediático”.

Allí es donde, según ha recordado el consejero, se montaron “piquetes” por parte de las limpiadoras, para dificultar “la salida de residuos”, por lo que, tras dos denuncias presentadas sobre ello por la dirección del hospital, la Policía Nacional, en aplicación de una resolución judicial, hizo posible la salida de los camiones que transportan los residuos del Reina Sofía, donde simultáneamente, además, se daba “el incumplimiento de los servicios mínimos”. Por ello, según ha concluido, se incrementaron los servicios mínimos desde entonces, pero sin llegar al 100 por 100, salvo en determinados espacios del hospital.

Etiquetas
stats