Silos Córdoba participa en el mayor almacén de grano de Uruguay

Imagen aérea de los silos construidos en Montevideo.
La firma cordobesa ha importado tecnología para un proyecto que ha costado 100 millones de dólares y tiene una capacidad operativa de dos millones de toneladas de grano al año

La compañía española Silos Córdoba ha participado en el proyecto de construcción de la Terminal de Graneles Montevideo (TGM) suministrando los depósitos de almacenaje y las cintas transportadoras por un valor de 36 millones de euros, según ha informado la Asociación Nacional de Fabricantes de Bienes de Equipo (Sercobe).

La participación de la española en el proyecto de construcción de la TGM, junto a la compañía uruguaya Orbrinel, ha sido promovida por la patronal de la industria de bienes de equipo, Sercobe, en su labor de promover la participación de empresas españolas en licitaciones internacionales.

La inversión total de la terminal ubicada en el puerto de Montevideo asciende a 100 millones de dólares (91 millones de euros) y comienza a operar este mes de noviembre tras 18 meses de construcción, aunque su ampliación se espera acometer en 2016. La construcción de esta plataforma supone la mayor obra civil para el almacenamiento y transporte de cereal y astillas de madera de Uruguay.

El proyecto –el más grande en su tipo en el país– incluye la provisión de los 12 grandes silos de almacenamiento y sistemas de trasiego de cereal, su montaje y puesta en marcha a cargos de la española “Silos Córdoba”, así como la mecanización y los equipos de carga de buques de ultima generación de una empresa suiza, representadas y promovidas por Secorbe a través de su delegación en el Rio de la Plata.

La terminal consiste en una planta de silos para almacenaje de granos y chips de madera construida sobre nueve hectáreas ganadas al mar en la bahía del Puerto de Montevideo, con una capacidad inicial de 120.000 toneladas (12 silos), y una capacidad operativa de dos millones de toneladas anuales, capaz de atender con solvencia, la creciente demanda del mercado local. El proyecto prevé una ampliación para una capacidad final de 200.000 toneladas con ocho silos adicionales y un próximo enlace con la red ferroviaria existente en las cercanías.

Complementariamente, el puesto de atraque se ha diseñado y dragado con una profundidad de 13 metros, para la carga de buques tipo Panamax y Post-Panamax de 250 metros de eslora y 80.000 toneladas DWT. Este calado y su localización convierten al proyecto y al puerto de Montevideo en una excelente terminal de complemento o estación de “top-off” para barcos cerealeros en la región.

Ambas instalaciones están conectadas por una galería de 300 metros en voladizo sobre las aguas de la bahía, que soporta al sistema de transporte que a su vez alimentará al de carga a instalarse en las torres para atender la operación sobre los buques. La velocidad de la misma será de 1.200 toneladas/hora.

Etiquetas
stats