El ritmo de hospitalizados en Córdoba supera al de los primeros días de la pandemia

Llegada de un enfermo al hospital.

No, no son buenos datos. El ritmo de hospitalizados en la provincia de Córdoba a causa del coronavirus supera ya al de los primeros días de la pandemia, aquellos en los que se acababa de declarar el estado de alarma y los hospitales de toda España empezaban a tener problemas. En Córdoba nunca hubo una situación de desborde. Ahora tampoco, pero los datos son preocupantes.

Este jueves, la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía informó del ingreso de 22 nuevas personas en los centros hospitalarios cordobeses a causa del coronavirus. A día de  este jueves, había 97 cordobeses ingresados con Covid 19, de los que 13 estaban en la UCI. Es el nivel más alto alcanzado desde, al menos, el pasado 31 de marzo. Pero lleva un ritmo similar al de los primeros días a la declaración del estado de alarma.

Según los datos del Instituto Andaluz de Estadística y Cartografía (IECA), en la provincia de Córdoba llegó a haber un pico de 50 ingresados el 23 de marzo. Apenas tres días después hubo otro pico, que se quedó en 45 ingresados con coronavirus. Es, con diferencia, la tasa más alta. El 24 de marzo hubo 31 ingresos, los mismos que el día 25. Esa fue la gran ola que puso contra las cuerdas al sistema sanitario cordobés.

El 30 de marzo hubo otros 22 ingresos hospitalarios a causa del Covid 19 en la provincia. Pero salvo ese día, el de este jueves es el que más ingresos hospitalarios ha contabilizado desde que comenzó oficialmente la pandemia el pasado 1 de marzo. De hecho, los datos de este jueves son peores que los de todos los días entre el 14 y el 22 de marzo, según la información oficial que maneja la Junta de Andalucía.

Actualmente, el hospital Reina Sofía ha habilitado una tercera planta para atender a los enfermos Covid de la provincia. Al Infanta Margarita de Cabra siguen llegando casos nuevos. Pese a todo, hay camas suficientes. Se considera que actualmente los enfermos Covid en Córdoba no ocupan ni un tercio de las camas disponibles, una cifra que es algo menor en las UCIs.

No obstante, los profesionales sanitarios se quejan de que el problema más que de espacio empieza a ser de personal. Los sanitarios están exhaustos tras la primera ola y afrontan la segunda con menos manos y también con menos fuerza. Por eso reclaman que aumenten, de nuevo, las contrataciones de más profesionales ante lo que temen que pueda llegar, ya que en octubre se espera que coincida otro pico Covid con los primeros casos de gripe.

Etiquetas
stats