El precio del aceite de oliva sigue su ritmo imparable, pero para abajo

Aceite de oliva | PIXABAY

El precio del aceite de oliva sigue un ritmo de descenso imparable. Los agricultores empiezan a mostrar su preocupación ante una campaña de ventas que ya está avanzada, viendo como los precios no solo no remontan, sino que siguen hundiéndose un poco más cada semana.

En esta ocasión, según los últimos datos del sistema Poolred, los precios han bajado de media cuatro céntimos de euro por kilo en origen. La semana anterior llegaron a desplomarse una media de 15 céntimos de euro por kilo en origen.

Así, la media a la que se vendió el aceite de oliva durante la semana pasada en origen ha sido de 2,755 euros por kilo. En el caso del virgen extra se llegó hasta los 2,935; en el virgen a los 2,632 y en el lampante a los 2,582. En cuanto a las ventas, fueron ligeramente menores que la semana anterior.

Este descenso de precios empieza a repercutir en el consumidor. En algunos supermercados comienza a haber botellas con el litro a un precio inferior a los cuatro euros, una tasa desconocida en los últimos cuatro años. Los comercializadores empiezan a bajar también los precios para volver a competir con el girasol, que está empezando a hacerse con el consumo nacional.

Etiquetas
stats