La plantilla de ABB protesta por el despido de un trabajador con 40 años de antigüedad

Los trabajadores de ABB, en su concentración de protesta.
Los trabajadores de la fábrica de la multinacional en Córdoba, dedicada a la fabricación de grandes transformadores eléctricos, exigen la readmisión de Rafael Sánchez Pintor

La plantilla de la fábrica de ABB en Córdoba se ha concentrado hoy ante las puertas de la fábrica para exigir la readmisión de Rafael Sánchez Pintor, un trabajador que se incorporó a la planta hace 40 años en calidad de aprendiz y que ahora ha sido despedido a los 56 años, según ha informado el sindicato CCOO a través de una nota de prensa.

El presidente del comité de empresa de la central cordobesa, Antonio Domínguez, explicó que, tras 15 años en la planta, la Dirección lo ubicó en el servicio de informática que posteriormente contrató con IBM, empresa por la que fue subrogado si bien en todo momento su trabajo se ha desarrollado en la fábrica de la capital cordobesa. Posteriormente IBM subcontrató el servicio a Sermicro y el trabajador pasó a esta nueva empresa hasta que hace dos años se dejó de prestar esta actividad, asumida por otras plantas de la multinacional. En estos dos años se le ha contratado como autónomo hasta que el pasado día 30, justo antes del puente, fue despedido.

Para Domínguez, si la empresa quiere el trabajador puede ser readmitido y reubicado en la planta cordobesa. “Sólo es una cuestión de voluntad”, remarcó y explicó que seguirán concentrándose todos los días a las 11.00 horas hasta que se de una salida a la situación del trabajador que con 56 años queda en una situación bastante complicada.

Etiquetas
stats