La planta de reciclaje incendiada sobrepasaba la cantidad permitida de plásticos almacenados

Imagen de la planta de reciclaje en llamas.

La planta de reciclaje de la empresa Recicor XXI que ardió el pasado mes de octubre incumplía la norma que le autorizaba a almacenar plásticos. Así se desprende del informe elaborado por el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) de Córdoba, que se encargó de sofocar el incendio que devoró toneladas de plásticos y cartón en esta planta.

Las conclusiones del informe, a las que ha tenido acceso este medio, señalan cómo la planta excedía el volumen de plásticos que podía almacenar según lo establecido en la Autorización Ambiental Integrada concedida por la Junta de Andalucía. Dicha autorización permitía que Recicor almacenara hasta diez toneladas de plásticos y, sin embargo, los bomberos constataron en su actuación que allí se almacenaba mucha más cantidad.

“El apilamiento de balas de plástico incendiado en las instalaciones de Recicor XXI no cumple con las limitaciones impuestas por la Autorización Ambiental Integrada, ni en lo relativo al origen de los plásticos, ni en el volumen de residuos almacenados”, señalan los bomberos en su escrito. “Se estima en 25.000 metros cúbicos el volumen de balas de plástico del apilamiento incendiado”.

Asimismo, el informe del SEIS precisa que, de este modo, el plan de seguridad que debería tener las instalaciones no es el adecuado puesto que supera el almacenaje de residuos para el que estaba autorizado. “Las condiciones de seguridad contra incendios que cabía exigir a la instalación teórica autorizada -básicamente residuos inertes no combustibles o de baja combustibilidad- difieren esencialmente de las que son exigibles a la instalación que realmente está operando con presencia masiva de residuos combustibles”.

En ese sentido, los bomberos aconsejan unas medidas de seguridad mayores que incluirían un lugar con agua para que el SEIS pudiera disponer de ella en caso de incendio. Por eso, advierten que, “en este escenario nuevo, el riesgo de incendio y la situación de la planta de reciclaje son circunstancias suficientes para exigir unas instalaciones de protección contra incendios acordes con la escala del almacenamiento de residuos peligrosos, incluyendo una reserva de agua suficiente para el repostaje de los vehículos del SEIS”.

Los bomberos de Córdoba han elaborado este informe, encargado desde el área de Seguridad del Ayuntamiento, después de las actuaciones que les llevaron a permanecer durante más de una semana el pasado mes de octubre en la planta de Recicor XXI para sofocar el incendio declarado en los residuos que almacenaba.

Etiquetas
stats