La ONU concluye que Israel mató al cabo Soria en Líbano

Funeral por el cabo Soria, el mes pasado en Cerro Muriano | MADERO CUBERO
Francisco Javier Soria murió alcanzado por un proyectil lanzado por el Ejército de Israel, según dijo ayer el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon

En un informe remitido al Consejo de Seguridad, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, confirmó ayer ante la asamblea general que el casco azul español muerto el 28 de enero en el sur del Líbano falleció por fuego israelí y condenó ese ataque, que, según recordó, se llevó a cabo contra una posición de Naciones Unidas que Israel conocía perfectamente. El soldado era el cabo malagueño Francisco Javier Soria Toledo, destinado en la base militar de Cerro Muriano.

El informe, fechado el pasado 12 de febrero, concluye que “existen suficientes evidencias técnicas para atribuir la responsabilidad del disparo a las Fuerzas Armadas de Israel”. El cabo malagueño murió el pasado 28 de enero alcanzado por un proyectil mientras estaba en su torre de vigilancia en la Blue Line, que separa al ejército de Israel de Hezbolá en Líbano.

El Tsahal -acrónimo en hebreo de las Fuerzas de Defensa de Israel- respondía así fuego de Hezbolá -milicia chií del Líbano-. Este soldado formaba parte de la misión de paz de Naciones Unidas en la frontera entre el Líbano e Israel, para dar cumplimiento a la resolución 1.701 de la ONU. Al parecer, el militar habría muerto alcanzado por proyectiles a unos 20 kilómetros de la base Cervantes en la que están desplegados desde 2006 los militares españoles.

Etiquetas
stats