Las nuevas Lanzaderas de Empleo de Lucena y Puente Genil benefician a 40 parados

Una cola en una oficina de Empleo | MADERO CUBERO

Las localidades cordobesas de Lucena y Puente Genil acogen desde este jueves y durante los próximos cinco meses cinco, nuevas Lanzaderas de Empleo, que representan una estrategia público-privada en la lucha contra el paro impulsada por Fundación Santa María la Real, Fundación Telefónica, la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía y los respectivos ayuntamientos, con la cofinanciación del Fondo Social Europeo, y de las que se beneficiarán 40 personas desempleadas.

Según han indicado las instituciones, cada lanzadera cuenta con un equipo de 20 personas desempleadas, que se reunirán varios días a la semana y con la orientación de un técnico especializado realizarán diversas actividades para optimizar su búsqueda de trabajo, adaptarla al nuevo paradigma laboral y contar con nuevas oportunidades de inserción.

Las nuevas Lanzaderas de Empleo de Lucena y Puente Genil comienzan a funcionar para ayudar a 40 personas desempleadas a entrenar durante los próximos cinco meses una innovadora búsqueda de trabajo, en equipo, bajo una cultura colectiva y solidaria, proactiva y acorde a las nuevas coordenadas laborales. Están integradas por un 75% de mujeres, con edades comprendidas entre los 18 y los 54 años, y diversos perfiles formativos, tales como ESO, ciclos formativos de Formación Profesional (FP), Bachillerato y estudios universitarios.

Hay quien busca su primer trabajo y quien busca una oportunidad tras quedarse en paro tras años de experiencia en diferentes sectores, como administrativo, informática, construcción, hostelería, servicios de limpieza, carpintería, educación o salud, entre otros.

Los técnicos que han realizado el proceso de selección en cada ciudad y que gestionarán el programa durante los próximos meses explican que cada lanzadera está integrada por un grupo heterogéneo, con experiencias muy variopintas, cuya labor ahora es convertirse en un equipo y compartir un mismo objetivo: ayudarse mutuamente para mejorar sus habilidades profesionales, emprender una búsqueda de trabajo más proactiva y coordinada, para contar con nuevas oportunidades laborales.

A partir de ahora, los participantes se reunirán varios días a la semana y llevarán a cabo diversas actividades para mejorar su empleabilidad: sesiones de coaching e inteligencia emocional, dinámicas de comunicación, marca personal y búsqueda de empleo 2.0, entrenamiento de entrevistas, elaboración de*mapas de empleabilidad, visitas a empresas y encuentros con responsables de Recursos Humanos con el objetivo de conseguir la plena inserción de los veinte participantes.

“Tenemos evidencia de que la metodología desarrolla por Fundación Santa María la Real para las lanzaderas funciona. Una persona que entra a una lanzadera sale muy distinta, con un crecimiento personal y profesional, y conocimiento nuevas técnicas, que le aportan mayor seguridad y confianza”, ha destacado el director de Relaciones Institucionales de Fundación Telefónica, Joan Cruz, quien ha apostillado que “los resultados tanto cuantitativos, con una media de inserción laboral que supera el 50%, como cualitativos nos motivan a seguir apostando por este proyecto de mejora de la empleabilidad”.

Etiquetas
stats