La mesa del regadío canaliza las demandas del sector agrario y los territorios de la provincia

Reunión de la mesa del regadío.

Los agricultores, el sector agrario y los territorios han encontrado en la mesa del regadío de la provincia de Córdoba un medio donde canalizar sus demandas, pues “antes, hace un año, estas reivindicaciones quedaban en un cajón”, mientras que “ahora se están estudiando y valorando”, a la vez que se asesoran proyectos de comunidades de regantes.

Así lo ha indicado la Junta en una nota en la que ha señalado que en esta valoración han coincidido el delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Francisco Zurera, el presidente de Asaja, Ignacio Fernández de Mesa, la secretaria general de COAG, Carmen Quintero, el secretario general de UPA, Miguel Cobos, y el presidente de Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía, Rafael Sánchez de Puerta, tras la reunión de dicha mesa este martes en la Delegación de Agricultura.

En esta sesión de trabajo, la mesa del regadío ha tratado sus actuaciones previstas a corto y medio plazo y ha continuado con sus demandas, articuladas en torno a la idea de que cada territorio de la provincia de Córdoba tenga el agua que le corresponde.

Asimismo, la mesa defiende al sector agrario cordobés “de manera amplia, no va contra nadie y persigue asegurar el futuro de la agricultura en la provincia”. Otro tema que se ha abordado es que el agua “no puede ser el factor limitante que haga perder el tren de la agricultura competitiva en el siglo XXI”, han afirmado los representantes institucionales y del sector agrario.

Como se ha reivindicado en otras ocasiones, en 1998 la provincia disponía de 228 hectómetros cúbicos concesionados más que en la actualidad y se ha puesto de manifiesto que “si la provincia dispusiera de esa cantidad en la regulación hídrica actual, se podrían poner en riego alrededor de 150.000 hectáreas de olivar en Córdoba”.

Los integrantes de la mesa también han señalado que de las más de 350.000 hectáreas de olivar que hay en la provincia de Córdoba se riegan 50.000, una cifra que supone aproximadamente el 14% de la superficie de olivar, mientras que en provincias limítrofes, estos porcentajes ascienden al 40% o el 50%.

La mesa ha exigido que se concedan los permisos necesarios para poner en marcha balsas de almacenamiento, y aprovechar las aguas residuales y escorrentías de invierno, pues de este modo se evitaría que una gran cantidad de agua vaya al mar. Por otra parte, “es necesaria la agilización de los trámites en la legalización de pozos de acuíferos no sobreexplotados”, han expuesto.

Finalmente, la Delegación de Agricultura, Asaja, COAG, UPA y Cooperativas Agroalimentarias han mostrado su apoyo y respaldo a estas acciones, que “supondrían un impulso decisivo para el sector agrario de la provincia y el incremento del valor añadido generado”.

Etiquetas
stats