"¿Mató usted a sus hijos?". Bretón: "Eso que dice es falso"

.
El padre de Ruth y José, acusado de su doble asesinato, declara durante cuatro horas y se refiere a sus hijos en presente

José Bretón ha respondido impasible a cuatro horas de interrogatorio con solo un receso de 15 minutos. Si cambiar su postura en el banquillo, el único acusado por asesinar a sus hijos Ruth y José, se ha enfrentado a los interrogatorios de la fiscal, la acusación particular y su abogado defensor en la segunda sesión del juicio que se sigue en la Audiencia de Córdoba. La acusación mantiene que mató a sus hijos como venganza contra su mujer por pedirle el divorcio. El crimen se habría tomado dándole pastillas tranquilizantes y luego incineró sus cuerpos en la finca familiar de Las Quemadillas.

Bretón ha seguido, básicamente, el guion de su propia versión de los hechos, aunque ha introducido algunas novedades. Así, cuando la fiscal le ha preguntado por sus visitas al psiquiatra tras la separación, ha dicho que éste le ofreció unas recetas de Orfidal y Motiván "por eso de las manías que dicen que tengo. Pero yo nunca las tomé, las tiré", ha asegurado. "Eso que dice es nuevo", le ha apuntado la fiscal. "Las tiré", ha insistido. "¿No se las dio a sus hijos para matarlos?", le ha vuelto a preguntar el Ministerio Público. "Eso es falso", ha zanjado.

Más tarde, la fiscal ha insistido, terminando su interrogatorio con un crudo "¿Mató usted a sus hijos?". Y la respuesta, de nuevo indirecta de Bretón ha vuelto a ser: "Eso que dice usted es completamente falso". Esta manera de responder a las preguntas ha enervado al magistrado presidente Pedro Vela que le ha ordenado volver a responder y esta vez de forma directa. Y lo ha conseguido a la tercera porque cuando la fiscal ha formulado la cuestión por segunda vez, Bretón ha vuelto a usar la misma fórmula: "Eso que dice usted es completamente falso". Finalmente, Bretón ha conseguido responder con una sola palabra.

Bretón ha incidido en algunas otras contradicción con respecto a las pruebas existentes y sus propias declaraciones anteriores. Ha insistido en que perdió a sus hijos en el parque Cruz Conde de una forma repentina, mientras estos se mezclaba con un grupo de gente. "Nunca más los volví a ver". "¿Mató usted a sus hijos?". "No".

Hablando de sus hijos todavía en presente y mirando siempre al jurado, Bretón ha mantenido un tono casi desafiante. Y eso, a pesar de haber respondido con evasivas, circunloquios e incluso contrapreguntas a todo sobre lo que se le inquiría. En resumen, el acusado ha mantenido su tesis de que no asesinó a sus hijos de seis y dos años, repitiendo por enésima vez que solo los perdió mientras paseaba con ellos por un parque.

Los interrogatorios han sido concienzudos y detallados. Paso por paso, han ido desgranando los hechos, aunque no sin esfuerzo pues cada respuesta de Bretón había que conseguirla con insistencia. Bretón ha cumplido con lo que se ha dicho de él. Es inteligente, empecinado, sabe zafarse y su retórica es agotadora. Controla la escena perfectamente y solo en un momento ha parecido emocionarse, cuando recordó cómo llevaba a sus hijos al colegio. "Mi hijo, cuando sale de la guardería viene corriendo a mis brazos". Bretón parece que se emociona y balbucea ligeramente. "Mis hijos no me temen, me adoran y yo les quiero a ellos con locura". Siempre habla de sus hijos en presente. Como si estuviesen vivos.

Bretón no olvida nunca mirar al jurado cuando habla. Siete de ellos son mujeres, por dos hombres. Está tranquilo y llega a sonreír cuando se siente cómodo. Responde con calma. Las manos entrelazadas debajo de la mesa. Les explica que desde enero de 2010 el se dedicaba en exclusiva a educar a sus hijos. Bretón describe una vida en familia con Ruth Ortiz en la que ella, "salvo duchar a los niños, poco más hacía con sus hijos". "Yo estaba en paro pero tenía el lujo de poder educar a mis hijos. Cuando Ruth trabajaba, yo les daba la merienda, jugaba en el suelo con ellos".

Etiquetas
Publicado el
18 de junio de 2013 - 17:09 h
stats