Un manual para saber qué hacer con UCOR en un Pleno

FOTO: MADERO CUBERO
Baquerín pide al alcalde que lleve a Gómez al fiscal por coacciones por un informe no aprecia delito

La Oficial Mayor del Ayuntamiento de Córdoba, Maribel Alcántara, ha redactado un informe “ante el clima de permanente conflicto entre algunos miembros de la presente Corporación” que podría resumirse en Manual para saber qué hacer con UCOR en un Pleno.

Desde antes del verano, el enfrentamiento en el seno de Unión Cordobesa entre su líder, Rafael Gómez, y dos de sus concejales, Carlos Baquerín y María José López de la Bastida, es total. Tanto, que ese enfrentamiento se reproduce con frecuencia en los plenos del Ayuntamiento, donde a menudo se interrumpen las sesiones porque o bien no está claro el voto de todos los concejales o bien hay ruegos de amparo por parte de Baquerín al presidente del Pleno, Luis Martín, porque su formación lo tiene apartado.

Por eso, la ex secretaria del Pleno y hoy Oficial Mayor del Ayuntamiento ha redactado un informe para afrontar este conflicto, por parte del equipo de gobierno, que tiene cuatro bloques. El primero apunta que todos los concejales tienen absoluto derecho de acceso a obtener toda la información necesaria para afrontar un Pleno. Esa información puede ser facilitada o bien por el propio grupo político (en este caso UCOR) o bien por parte de la Secretaría del Pleno.

Uno de los grandes conflictos de UCOR en cada Pleno es determinar qué vota cada uno de sus concejales y, sobre todo, saber si algún edil disconforme con su portavoz tiene derecho a tomar la palabra. Según el informe de la Oficial Mayor, Baquerín tiene derecho a votar otra cosa que el resto de sus compañeros de UCOR si lo manifiesta “en voz alta”. Además, puede exponer su posición si antes se lo expresa al presidente del Pleno. Entonces, el portavoz de UCOR tendría que cederle la parte proporcional del tiempo que le correspondiese para que así lo hiciese. Esto tiene que ser garantizado por el equipo de gobierno.

Además, el informe entra a valorar la “autonomía” de UCOR como grupo político y considera que no tienen que dar ninguna explicación al Pleno “sobre las decisiones que hayan sido adoptadas por mayoría del grupo, incluidas las relativas al cambio de representantes en comisiones, consejos u otros órganos”. Es decir, hoy UCOR son dos bandos y uno de ellos es el mayoritario, pues Gómez está arropado por Juan Miguel Alburquerque y Aurora Aguilar. Si por mayoría deciden apartar a Baquerín de todas las comisiones no tienen porqué explicarlo al Pleno.

Por otra parte, Carlos Baquerín le ha remitido un documento al alcalde de la ciudad, José Antonio Nieto, para que ponga en conocimiento del fiscal un presunto delito de coacciones por parte de Rafael Gómez durante la junta de portavoces del día 5 de septiembre. En esa junta de portavoces, y según Baquerín, Gómez intentó coaccionar a los concejales del PP para que dejasen sobre la mesa un informe jurídico que obligaba a UCOR a poner a disposición del Pleno su contabilidad. Baquerín denunció que Gómez había sacado en efectivo y sin justificar unos 70.000 euros del dinero público que le concede el Ayuntamiento a su grupo. Analizado este documento, la oficial mayor considera que no observa delito de coacciones y por tanto insta a Baquerín a acudir a Fiscalía si lo estima oportuno, pero no el alcalde.

Etiquetas
stats