Torrico señala "la pinza de Vox e IU" por las críticas a la fórmula de incorporación de Gómez Calero

El teniente de alcalde de Presidencia y portavoz del PP en el Ayuntamiento, Miguel Ángel Torrico.

El teniente de alcalde de Presidencia en el Ayuntamiento de Córdoba y portavoz del PP en el Consistorio, Miguel Ángel Torrico, se ha referido a las críticas suscitadas entre los grupos de la oposición por la incorporación de María Luisa Gómez Calero como nueva concejala, dentro del grupo de Ciudadanos pese a haber sido expulsada de este partido, y ha cuestionado si "hablamos de resucitar la pinza entre Vox e Izquierda Unida".

"Es sorprendente que tengan la misma opinión y forma de expresarlo. Me pregunto si ha habido un acuerdo entre Vox e IU", ha cuestionado Torrico en referencia a cómo todos los grupos políticos de la oposición -"desde la extrema izquierda a la extrema derecha", han rechazado unánimemente el "fichaje" de María Luisa Gómez Calero, exgerente del Imdeco y expulsada de Cs, como nueva delegada de Casco Histórico. Los grupos de la oposición recibieron la noticia entre acusaciones al alcalde de Córdoba, José María Bellido, y al PP de fomentar el transfuguismo y denuncias a la futura concejala de aceptar "un salario público" para entrar en un gobierno en el que hay ediles a los que ella misma acusó de prevaricación. 

Ante ello, Torrico ha señalado este viernes que "lo que le escuece a la oposición es que hemos conseguido resolver la situación de una forma natural, democrática, legal… Nos parece lamentable que esta oposición haya tenido que recurrir a este tipo de presiones públicas. No sé si las ha habido privadas", ha cuestionado el portavoz del PP en el gobierno municipal. "No compartimos que sea un escándalo" la fórmula elegida para que Gómez Calero tome posesión de su acta de concejala.

Para Torrico, "lo que ha pasado es lo que corresponde de forma normal y natural. Lo normal en democracia es que cuando un concejal dimite, pasa a ocupar su lugar el siguiente en la lista de ese mismo grupo político. ¿O acaso pretendían alterar el normal funcionamiento del ayuntamiento, alterar el resultado de las urnas porque a ellos no les gusta?", ha criticado. "Lo normal es quela concejala del grupo Cs se integre en ese grupo, sea afiliado o no. Nosotros (por el PP) tenemos a dos concejales que no son afiliados. Y no hay problemas de indisciplina o transfuguismo".

Ante las críticas de la oposición, Torrico ha indicado que "la ley obliga a que los concejales se incorporen por el grupo con el que se presentaron a las elecciones. La figura del concejal no adscrito es una figura extraordinaria que penaliza al concejal porque se entiende que no cumple la voluntad de sus votantes al no adscribirse al grupo político por el que se presentó".

Cuestionado sobre la fórmula de otorgar una delegación hasta ahora en manos del PP como la de Casco Histórico a la concejala que entrará por Cs aunque está expulsada de ese partido, Torrico ha explicado que "aquí no hay delegaciones de PP o Cs, las delegaciones son del alcalde. En su día se hizo una distribución (...) Eso se puede alterar por un nuevo acuerdo", como se hizo con Servicios Sociales que ha pasado de Cs a PP y ahora va a hacer con la nueva responsable de Casco Histórico.

Preguntado sobre si la postura de Vox oponiéndose al nombramiento de Gómez Calero en la fórmula decretada por el gobierno municipal podrá repercutir en su apoyo para aprobar los presupuestos municipales de 2021, Torrico ha dicho que "me parecería de una simpleza que por una rabieta se pongan en peligro el presupuesto y los retos tan serios que tenemos enfrente", ha dicho en relación a proyectos como el de la base logística del Ejército de Tierra, para la que ya se contempla una partida en el documento económico de este año, que está aún por aprobar y para el que PP y Cs necesitan los votos de Vox.

Etiquetas
Publicado el
17 de marzo de 2021 - 11:30 h
stats