'Nanorehabilitación' en Córdoba: Las bacterias que han regenerado la piedra de la Puerta del Puente

Equipo multidisciplinar y responsables de la Gerencia que han trabajado en la rehabilitación.

Tradición y nuevas tecnologías. Este jueves, la Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Córdoba ha retirado las vallas que protegían a la Puerta del Puente, junto a la Mezquita Catedral. Desde junio del año pasado, un ejército de bacterias y nanopartículas han trabajado sin descanso para regenerar una piedra que estaba sufriendo un importante deterioro y que hacía que, literalmente, el revestimiento de este histórico monumento se estuviera cayendo a trozos. No era extraño ver a turistas rascar un poco con el dedo y sacar sin querer un trozo de piedra.

La Gerencia Municipal de Urbanismo ha puesto en marcha un novedoso sistema de rehabilitación bastado en nanopartículas que ha tenido un tremendo éxito, según los primeros análisis. A él se ha conjugado la rehabilitación de toda la vida en las zonas más dañadas, aquellas en las que las microscópicas bacterias no podían regenerar esos cristales de cal en cantidades suficientes como para reparar los daños que sufría el monumento.

La metodología escogida para la renovación del emblemático monumento ha sido desarrollada por la Universidad de Granada y se ha aplicado con éxito, entre otros monumentos, en la Alhambra de Granada. Se llama carbonatogénesis bacteriana, y lo que hace es potenciar la biota bacteriana presente en la piedra mediante la aplicación de un producto ecológico (Myxostone Mp3) que aporta nutrientes a la colonia y eso permite producir carbonato cálcico y, consecuentemente, la consolidación natural del soporte pétreo.

El problema de la Puerta del Puente estaba en su cercanía al Guadalquivir. El lienzo sur sufría la humedad procedente del río. A ello, se ha unido, como ha advertido la arquitecta Rosa Lara la presencia de algunas armaduras muy defectuosas. Pero la aplicación de este nuevo sistema ha ayudado a que la piedra se regenerase y que a día de hoy la Puerta del Puente luzca como nueva. Eso sí, habrá que someterla a vigilancia constante, ya que las bacterias seguirán ahí.

Marina Ruiz, en nombre de equipo multidisciplinar que ha trabajado en la Puerta del Puente, ha señalado que “ha sido una intervención basada en la innovación tecnológica y en la tradición constructiva”, y ha detallado cómo ha funcionado el “cultivo biológico” que le ha “dado estabilidad a la piedra”.

Cabe recordar que la última remodelación de este espacio fue en 2007, en un proyecto dirigido por Juan Cuenca que llegó a ser premiado por la Unión Europea con el galardón Europa Nostra 2014, pero que no logró salvar a la cara sur del monumento de los achaques provocados por la humedad, y que había provocado la caída de numerosos morteros.

Para evitar este deterioro, la GMU ha estado estudiando con sensores cómo afecta la humedad a la Puerta del Puente, de manera que la primera parte de la rehabilitación consistirá en impedir que ésta afecte a las piedras, algo que se hará invirtiendo la polaridad de las moléculas de agua para que, en vez de subir a la superficie, se queden en el subsuelo.

A partir de ahora, esta tecnología se aplicará en el resto de monumentos cordobeses, según explicó el responsable de la Oficina de Arqueología de la Gerencia, Juan Murillo. De hecho, ya se trabaja con estas bacterias en el Alcázar de los Reyes Cristianos y se aplicará también en las futuras obras de restauración que se desarrollarán en Regina y en el Templo Romano de la calle Claudio Marcelo. El propio Murillo detalló que el objetivo de este tipo de intervenciones pasa por evitar que el paciente tenga que pasar por el quirófano, y que un tratamiento médico (arquitectónico) menos invasivo pueda curar la piedra incluso más rápidamente.

Por su parte, el presidente de la Gerencia de Urbanismo, Salvador Fuentes, ha insistido en que la intervención ha sido “una apuesta valiente” de la Gerencia en la que se han invertido 119.000 euros, y ha agradecido los trabajos a la constructora Antroju, además de a los técnicos responsables de las obras.

Etiquetas
stats