Ecologistas reclama al alcalde las medidas del “urbanismo más verde y amable que prometió”

Visita del alcalde al Parque Urbano del Patriarca.

Ecologistas en Acción Córdoba ha reclamado al alcalde de la capital, José María Bellido, que explique las medidas del “urbanismo más verde y amable que prometió” a finales del pasado julio. En un comunicado, recuerdan que ha transcurrido “un mes desde que el alcalde hiciera unas declaraciones públicas afirmando que era intención del gobierno municipal replantear el diseño urbanístico de la ciudad para introducir mejoras contra el calor”.

Sobre ellos, Ecologistas en Acción Córdoba reclama que Bellido presente ante el Consejo Municipal de Medio Ambiente las medidas que ha ordenado que se desarrollen en este sentido. El colectivo ecologista entiende que “este tipo de iniciativas deben materializarse previa consulta con el Consejo Municipal de Medio Ambiente, que es el órgano de participación ciudadana competente en este ámbito”.

El colectivo ecologista espera que en este periodo se hayan producido avances y se hayan dictado instrucciones habida cuenta de las consecuencias que el calentamiento global está provocando en la ciudad. Lamenta que “el gobierno municipal haya perdido casi tres años en los que la inacción climática ha sido total, a pesar de que en la Declaración de Emergencia climática, aprobada por unanimidad de todos los grupos políticos en noviembre de 2019, se indicaban con muchísima claridad qué tipo de medidas deberían adoptarse. El alcalde no tiene más que ordenar que se desarrollen los compromisos adquiridos en dicho acuerdo municipal”.

El colectivo ecologista espera que el alcalde no se escude esgrimiendo que este tipo de medidas deben recogerse en el plan municipal contra el cambio climático que se está elaborando en la actualidad, pues ese documento no estará disponible, en el mejor de los casos, antes de la primavera próxima “cuando debería estar aprobado en octubre de 2022 como dispone la Ley 8/2018 de Medidas frente al Cambio climático”.

Las declaraciones del alcalde del pasado mes de julio anunciando “un urbanismo más verde y más amable que aumente la población de árboles en todas las zonas” y afirmando que “se trata de aumentar la replantación de árboles donde se hayan perdido, incorporar más donde sea posible, pero también cambiar materiales como el granito que está presente en toda la ciudad y crear más zonas de sombra con elementos como pérgolas y toldos donde no haya posibilidad de plantar árboles” son bienvenidas pues pueden significar un cambio de tendencia. Pero “hasta que el Consejo Municipal de Medio Ambiente no disponga de información y no pueda hacer aportaciones, solo serán promesa vacías”, afirma el colectivo ecologista.

Los efectos del cambio climático que se han hecho notar este verano en todo el mundo (incremento del número de incendios y su virulencia) y en la ciudad “temperaturas excepcionalmente elevadas, dificultad para conciliar el sueño, alta mortalidad asociada a las altas temperaturas y por golpes de calor, episodios de alta contaminación ambiental por ozono troposférico, pobreza energética ocasionada por el elevado precio del recibo de la luz, agravamiento de la sequía…, exigen de las administraciones el máximo rigor y la máxima diligencia. Esperamos que se empiecen a materializar en este cuatrimestre”, concluyen.

Etiquetas
stats