Córdoba, pionera al certificar su patrimonio cultural municipal con tecnología 'blockchain'

Museo Julio Romero de Torres.

El Ayuntamiento de Córdoba se va a convertir en la primera entidad pública de España que aplica la certificación por blockchain a todas las piezas de su patrimonio cultural e histórico, logrando de este modo registrar de forma totalmente segura y fiable la autoría, su propiedad y la trazabilidad de las obras.

El proyecto, impulsado por la Delegación de Transformación Digital, en colaboración con la Delegación de Cultura, y financiado con 298.870 euros de fondos Next Generation, ya se llevó a cabo como una prueba piloto en el Museo Julio Romero de Torres y ahora se extenderá a todo el patrimonio cultural municipal, con la creación de una plataforma digital en la que se volcará la información de cada pieza y contará con novedodas medidas de seguridad.

La delegada de Transformación Digital, Lourdes Morales, ha explicado que, hasta ahora, la tecnología blockchain se suele utilizar en el ámbito económico -como en las medidas de seguridad de los billetes-, si bien es la primera vez que se aplica al ámbito cultural. “Se trata de de una tecnología inhackeable, para asegurar y certificar digitalmente todo el patrimonio que tenemos en Córdoba”, ha dicho Morales.

Seguridad inviolable y antifalsificación

Las obras que la delegación de Cultura seleccione para incluir en esta plataforma, se almacenarán mediante unas etiquetas identificativas “con seguridad inviolable, impresas con cinco medidas antifalsificación” y se incluirán en dicha plataforma. Así se asegurará la trazabilidad de las obras, sus movimientos si se cambian de lugar, se prestan a otros museos y toda su información.

Transformación Digital trabaja en colaboración con la dirección de Museos municipales, que seleccionará las piezas una vez que se adjudique el proyecto de ejecución de la plataforma con tecnología blockchain, que próximamente va a ser aprobada por la Junta de Gobierno Local. El proyecto tendrá un plazo de ejecución de 15 semanas tras la firma del contrato y una duración de cuatro años no prorrogables.

Sensores de movimiento y geolocalización

Esta iniciativa pretende “salvaguardar toda la información de todas las obras, con un registro físico de lo que le ocurre. No se podrá falsificar el titulo de la obra y sabremos todo lo que le ocurre”.

Se trata de catalogar y digitalizar todo el patrimonio, con la incorporación de sensores en cada una de las obras que serán capaces de detectar movimiento, con geolocalización, para seguir el rastro on line en cada momento. “La ciudadanía podrá acceder en cualquier momento a los datos de los recursos patrimoniales de su ciudad”, ha asegurado la responsable municipal. 

Cuando se adjudique el proyecto de la plataforma con tecnología blockchain comenzará la selección de las piezas del patrimonio cultural e histórico de municipal que se integrarán en la misma.

Etiquetas
stats