Ayuntamiento, Loyola y vecinos abordan las próximas acciones del Plan de Transformación Social de Zonas Desfavorecidas

Reunión sobre el Plan de Transformación Social de Zonas Desfavorecidas de Córdoba.

El pasado día 1 de junio se celebró una reunión de evaluación y seguimiento del trabajo vinculado al Plan de Transformación Social de Zonas Desfavorecidas, coincidiendo con el sexto mes de ejecución del convenio, suscrito el pasado mes de diciembre entre el Ayuntamiento de Córdoba y la Universidad Loyola Andalucía, reunión en la que se abordaron las próximas tareas de este plan de acción en zonas desfavorecidas de la capital.

En esta reunión estuvieron presentes la teniente de alcalde de Servicios Sociales, Eva Contador; el vicerrector de Investigación, Carlos García Alonso, y el director del Instituto de Investigación en Políticas para la Transformación Social, Antonio Sianes, de la Universidad Loyola Andalucía y los representantes de las asociaciones vecinales La Voz de Moreras, Juan Banderas, y de Unión y Esperanza de las Palmeras, Luis M. Maya y Antonio Fernández.

Acerca del grado de ejecución de las actuaciones realizadas en estos primeros seis meses, los asistentes a la reunión lo calificaron de “satisfactorio” teniendo en cuenta las dificultades para realizar actividades presenciales en estos primeros meses del año a causa de las restricciones de la Covid-19. Con respecto a la constitución de los equipos impulsores en cada barriada, se han realizado en estos meses más de cuarenta reuniones virtuales y presenciales en los tres barrios objetivos de este Plan (Palmeras, Moreras y Guadalquivir).

Junto a esto, se han puesto en marcha técnicas de investigación como el sociograma o el mapa social, en las que los participantes en estas reuniones han ido identificando a todos los actores y grupos sociales presentes en sus barrios, para invitarles a sumarse al proceso. De esta manera, en las tres barriadas ya existe un primer núcleo identificado, aunque esta labor de búsqueda de personas y organizaciones sigue y seguirá activa durante todo el proceso, para asegurar que éste sea lo más participativo y diverso posible.

En lo referente a las actividades formativas, en el primer semestre de ejecución del convenio estaba prevista la realización de tres formaciones, una por barrio, con las personas participantes en los equipos impulsores. El objetivo de estas formaciones es seguir dotándolas de herramientas y de capacidades que les apoyen en la puesta en marcha y liderazgo de su propio proceso de transformación social. Dos de estas formaciones ya se están desarrollando de manera activa, con la participación de docentes de la propia Universidad Loyola, así como de personas de organizaciones y entidades presentes en las barriadas.

Investigación: "Lo que susurra un barrio"

En materia de investigación, de las cuatro investigaciones propuestas en el convenio ya se ha iniciado una en el barrio Guadalquivir. Estas investigaciones se centran en aquellos temas que interesen especialmente a los vecinos y su ejecución se concentrará cuando los equipos estén constituidos y en funcionamiento. En el caso del barrio de Guadalquivir se ha detectado ya la necesidad de iniciar un proceso de reconstrucción de la historia y de las vivencias del barrio.

Así, se ha puesto en marcha un equipo de investigación compuesto por vecinos, representantes de organizaciones y de la Universidad Loyola que, bajo el nombre “Lo que susurra un barrio”, está iniciando este proceso. Acerca de esta reunión de coordinación, la teniente de alcalde de Servicios Sociales, Eva Contador, ha puesto de manifiesto que “desde el equipo de gobierno de Córdoba tenemos una especial preocupación por las barriadas desfavorecidas de nuestra ciudad. Esa preocupación nos llevó a la firma de este convenio con la Universidad Loyola del cual estamos haciendo un seguimiento exhaustivo. Creemos que lo importante es el diálogo con los vecinos y por eso esta semana nos hemos sentado tanto con Loyola, como con las asociaciones de Palmeras y Moreras y en los próximos días lo haremos con las de Guadalquivir. Entendemos que el Ayuntamiento y Loyola solos no podemos ayudar a los vecinos, sino que deben ser ellos los que nos marquen el camino para que, entre todos encontremos soluciones para estos barrios”.

Actuaciones a corto y medio plazo

Sobre las actuaciones que se tiene previsto desarrollar en el corto y medio plazo, se encuentran la realización de los documentos de visión comunitaria, en los que se quiere que los vecinos expresen tanto su opinión sobre la situación del barrio, como sus expectativas y deseos de mejora para transformar su realidad, se iniciará a la vuelta del verano con la identificación y posterior formación de los grupos motores.

En este sentido, al disponer en Palmeras ya de su Plan Integral Comunitario, que fue realizado recogiendo las necesidades y propuestas de los vecinos; y al contar con su diagnóstico comunitario, dinamizado por Loyola, se está empezando el trabajo de realización de propuestas concretas.

En la reunión de seguimiento se puso sobre la mesa una de ellas: la Cocina Social en La Foggara, que se encuentra ya en fase de análisis para iniciar su andadura con el apoyo del Ayuntamiento. En paralelo a las actividades realizadas en cada barrio, ya se están planificando actividades conjuntas, dado que los barrios comparten retos comunes que hay que abordar en clave de ciudad, así como a nivel regional.

En esta línea, se quieren organizar unas jornadas en otoño cuyo objetivo será reunir a los representantes de estas barriadas, personal de organizaciones, técnicos de la administración, e investigadores de las universidades, a nivel de toda Andalucía. La idea es que, desde las distintas visiones y responsabilidades de cada actor, se facilite un abordaje integral de la situación en las barriadas desfavorecidas y se planteen propuestas de actuación conjunta.

Etiquetas
Publicado el
7 de junio de 2021 - 04:35 h
stats