Un libro para resolver los problemas del tráfico en el casco histórico

Técnicos municipales, en la señal de la cámara de Diario de Córdoba | MADERO CUBERO
El Ayuntamiento se integra en un grupo de trabajo de las Ciudades Patrimonio de España para ver cómo hacer más fácil la vida en los centros de las ciudades

El teniente de alcalde delegado de Seguridad, Vía Pública y Gestión del Ayuntamiento de Córdoba, Emilio Aumente, y la concejala de Patrimonio Histórico y Turismo del Ayuntamiento de Segovia y coordinadora de la Comisión de Patrimonio del Grupo de las 15 Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, Claudia de Santos, han presentado este miércoles en la capital cordobesa el Libro Blanco sobre la Movilidad en las Ciudades Patrimonio que aborda, desde una perspectiva integral, "la problemática del tráfico en los cascos históricos de las mismas y sus posibles soluciones".

En una rueda de prensa, que también ha contado con la intervención del coordinador técnico del Libro Blanco y jefe del Departamento de Movilidad del Ayuntamiento de Córdoba, Antonio Valdenebro, los responsables institucionales han coincidido en destacar el valor de este trabajo sobre el desafío común de la movilidad en las 15 ciudades patrimonio de la humanidad y el "beneficio muy directo para la ciudadanía" que suponen los avances en este campo.

Tras recordar que las ciudades históricas medievales se concibieron para ser inaccesibles, Claudia de Santos ha defendido que "ahora, el siglo XXI nos pide un esfuerzo de creatividad para hacer que estas ciudades sean accesibles, vivibles y para favorecer la movilidad en nuestros cascos".

Por su parte, Emilio Aumente ha subrayado que la red de Ciudades Patrimonio posee como problema común el del tráfico en los cascos históricos y que la solución a ello "pasa por acometer respuestas conjuntas que muy largo plazo saquen el vehículo particular de estas zonas restringiendo su uso en teoría solo a residentes, y por estimular el transporte público, en bicicleta y a pie, además de algo primordial como la accesibilidad a personas con problemas de movilidad".

Otro elemento clave, según Aumente, es "la vida en los cascos históricos", ya que "si ponemos impedimentos con problemas de accesibilidad y de movilidad, el casco se nos va a venir abajo. Por ello, lo importante -subraya-son las personas que viven dentro del casco".

En la misma línea y respecto al turismo, De Santos ha asegurado que "lo que hagamos en nuestras Ciudades Patrimonio en materia de movilidad y sea bueno para los ciudadanos, será garantía de que beneficiará también a quienes nos visiten".

Junto a ello, ha indicado que ciudades como las 15 de la red están diseñadas a la medida del ser humano y son ideales para hacer realidad "el dulce vivir" que definió el arquitecto Chueca Goitia, al tiempo que ha elogiado el esfuerzo de los técnicos que han hecho posible el Libro Blanco y todos los que ponen su conocimiento y su profesionalidad al servicio de la movilidad en el día a día de estas ciudades.

"El grupo va a seguir trabajando en esta línea en relación a cómo hacer vivibles y accesibles las Ciudades Patrimonio sin perturbar esa característica que creo que tienen todas ellas que son ciudades que respetan la dimensión humana". "Si perdemos eso habremos perdido lo esencial: el alma de nuestras ciudades, y por eso trabajos en estos aspectos son difíciles pero imprescindibles", ha concluido.

El Libro de Blanco sobre la Movilidad en las Ciudades Patrimonio de la Humanidad se estructura en cinco apartados, entre los que destaca la caracterización de cada uno de los municipios, el análisis de la accesibilidad de los servicios de emergencia a los cascos históricos y las líneas de actuación, donde se recogen, como ha explicado su coordinador Antonio Valdenebro, respuestas y medidas prácticas que pueden servir de guía sobre "lo que ha funcionado y lo que no, para de esa forma compartir experiencias y avanzar juntos".

Valdenebro ha hecho hincapié en el trabajo de coordinación que supone el Libro Blanco entre los departamentos de Movilidad y los servicios de Policía Local y de Bomberos de las 15 ciudades Patrimonio de la Humanidad, al tiempo que ha valorado que estos contenidos servirán a otras ciudades con características similares de nuestro país tengan o no la declaración Unesco. El Libro Blanco asume el reto de "hacer compatible la seguridad y las actuaciones de emergencia con la movilidad sostenible y la accesibilidad en todos los cascos históricos", destaca en esta línea su coordinador.

La publicación, de la que se ha hecho un breve tirada en papel para respetar el medio ambiente, está accesible a todas las personas e instituciones y entidades interesadas en la misma en la página web del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España.

El Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España es una asociación sin ánimo de lucro creada en el año 1993 cuyo objetivo es actuar de manera conjunta en la defensa y la promoción cultural y turística del excepcional patrimonio de las 15 ciudades que lo componen, cuyos cascos históricos han sido reconocidos por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad: Alcalá de Henares, Ávila, Baeza, Cáceres, Córdoba, Cuenca, Ibiza/Eivissa, Mérida, Salamanca, San Cristóbal de la Laguna, Santiago de Compostela, Segovia, Tarragona, Toledo y Úbeda.

Etiquetas
stats