La Junta, preocupada por el retraso de la licencia a la segunda fase del Palacio de Congresos

El salón de actos del Palacio de Congresos | ÁLEX GALLEGOS

El delegado territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Ángel Herrador Leiva, ha mostrado su “preocupación” por el retraso en la concesión de la licencia de obras para la segunda fase del Palacio de Congresos de Córdoba, una infraestructura que ha calificado como “fundamental” para la ciudad durante la visita que ha realizado al recinto acompañado por el jefe de servicio de Comercio, Crescencio Peñas, y por el responsable de la empresa concesionaria del Palacio, Juan Salado.

En este sentido, el delegado territorial ha señalado, a través de una nota de prensa, que las empresas cordobesas dedicadas al sector congresual y la ciudad “continúan perdiendo oportunidades”, algo que “no nos podemos permitir, máxime cuando Córdoba dispone de un recurso como este, catalogado y ubicado en un espacio declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, junto a la Mezquita-Catedral de Córdoba”.

Herrador ha recordado que la anterior Delegación de Conocimiento y Empleo formuló solicitud de licencia de obras a la Gerencia Municipal de Urbanismo de Córdoba el 4 de abril de 2018, “sin que hasta la fecha haya habido pronunciamiento alguno sobre la solicitud, a excepción de la reunión celebrada el pasado 17 de enero con la propia Gerencia para desbloquear el expediente”.

El delegado de Empleo ha insistido en que este Palacio de Congresos ofrece los mejores servicios para la realización de congresos, convenciones y eventos, diferenciándose por la calidad e innovación de sus instalaciones, “pero le hace falta esta segunda fase para convertirse en referente nacional e internacional y este retraso injustificado está perjudicando este objetivo”.

Durante la visita ha conocido las actuaciones que se realizaron durante la primera fase, centradas en la mejora de sus espacios para hacerlos más polivalentes y atractivos a la actividad congresual aumentando plazas, 915 en la actualidad, que se transformarán en más de 1.500 una vez finalizada la segunda fase. Las actuaciones previstas en este espacio para la segunda fase se centran en la rehabilitación, mejora y adecuación tanto del Patio Mudéjar como de los espacios que hay en torno a él, tendrían un plazo de 18 meses y su coste ascendería a 4,5 millones

En el Patio Mudéjar se eliminarán las diferencias de rasantes entre galería y patio para mejorar su accesibilidad, con nuevas escaleras de acceso a la sala Julio Romero de Torres y restauración de carpinterías de madera y sustitución de las de hierro y vidrio emplomado y nueva instalación de iluminación. También se acometerá la obra del cierre de la galería superior con una estructura de vidrio.

En la sala Ambrosio de Morales se demolerá el techo de escayola como consecuencia de modificación de la cubierta y se creará una antesala a modo de vestíbulo previo.

En la Sala Julio Romero de Torres se realizará la restauración de los frescos y se instalará un nuevo pavimento que se elevará para eliminar barreras arquitectónicas, además de colocar un nuevo zócalo a modo mobiliario y nueva iluminación. Y en el Patio Italiano se eliminará la galería sustituyéndola por una nueva cubierta a dos alturas, además de la eliminación de diferencias de rasantes entre galería y patio, nuevo pavimento, nueva escalera de acceso a la sala Ambrosio de Morales y restauración de las carpinterías de madera.

Etiquetas
stats