A juicio por llamar a vendedores de MilAnuncios y robarles

Fachada de la Audiencia Provincial de Córdoba | MADERO CUBERO
El acusado, vecino de Puente Genil, se quedó con una televisión 3D cuando el vendedor le dejó probarla y con una moto cuando otra persona le dejó que la comprobara

El modus operandi era el mismo. Llamaba a la web de venta por internet de MilAnuncios, quedaba con el vendedor, le pedía que le dejara probar el objeto y luego se lo robaba. Un joven de 25 años se sentará el próximo día 17 en el banquillo de los acusados del Juzgado de lo Penal número 4 de la Audiencia Provincial de Córdoba acusado de un robo con intimidación y otro con violencia. Al tener antecedentes penales, la Fiscalía Provincial le pide un total de ocho años y seis meses de cárcel por estos dos robos.

Según consta en la calificación de la Fiscalía, J. H. J. cometió sus dos robos en septiembre y octubre de 2014. El primero ocurrió el 14 de septiembre, cuando llamó a una persona que vendía un televisor 3D, con gafas incluidas. El acusado quedó con el vendedor en que le llevaría la televisión a su casa y que él correría con los gastos de la gasolina. Cuando llegó (el acusado vive en la barriada Juan Rejano de Puente Genil), le pidió probarla.

El vendedor subió la televisión a su domicilio. Cuando lo hizo, el acusado, siempre según la calificación de la Fiscalía, lo echó al grito de “el televisor es mío, vete de aquí que te matamos, que te matamos”. El hombre se marchó y denunció los hechos. La televisión ha sido tasada en 389 euros.

En octubre, repitió la operación, pero en esta ocasión con una moto modelo Kawasaki KXF. Nuevamente, quedó con el vendedor en su casa y le dijo que él pagaría los gastos de gasolina. En esta ocasión, al vendedor no le gustó el barrio, por lo que le pidió al acusado quedar en otro sitio. Finalmente, decidieron verse en la explanada que hay junto al hospital de Puente Genil.

Otra vez, el acusado pidió al vendedor que le dejara probar la moto, algo a lo que se negó. No obstante, lo que si hizo el vendedor fue poner en marcha la motocicleta para demostrar que funcionaba. En ese momento, según el escrito de la Fiscalía Provincial, el acusado le empujó al vendedor y le dio un puñetazo en la cara. Cuando lo tiró de la moto se subió y se la llevó. Esta motocicleta está valorada en 4.000 euros.

Etiquetas
stats